Noviembre 15, 2005

Una Noche De 3 Días

pensamientos-concentricos.jpg
Eva Holz
Pensamientos Concéntricos
Año 2001. 60 x 82 cms. Acrilico en Tela

Por: Newton

Salí del sueño a las 7..., era temprano y Martha con una caricia en los dedos me despertó.
- Newton, es hora de irte. - dijo
- Coño, estaba soñando que me abrazabas y me decías cosas lujuriosas.
- ¿En serio? Realmente... no me importa. -respondió.
Martha era el tipo de personaje salvajemente real, sus ojos negros su cabello rapado le daban un aire de persona dura pero sensiblemente prosaica.
Termine de aletargarme, tome mis botas y salí con dirección al baño. Con los dientes y el rostro algo limpios, observaba un cigarrillo consumirse en el fondo del cenicero.
- ¿Te vas ahora ó más tarde? Yo necesito ir a buscar trabajo -murmuré.
- Revisaré unas cosas antes de salir. -me dijo
Ella estudiaba no sé que carajo... su sentido crítico de la realidad ocupaba mis cavilaciones cuando hablaba y se distendía. Esos días con ella fueron sensiblemente impregnados de alcohol. Solíamos hablar de como el encontrarse en la calle, hablar de ciencia o simplemente mirarnos siempre era una cuestión de espirales entrecruzados por líneas que definíamos como espacios donde las personas se entregaban a sus movimientos pero, a veces, siguiendo direcciones superpuestas paralelamente. Incluso traté de explicarlo con un dibujo.
- Es un dibujo muy primitivo. - indico ella.
- Ya lo sé, pero mi forma de rehacer, como creo que conozco la realidad, me lleva a buscar soluciones bidimensionales a problemas de planos multi temporales. –dije, tratando de proseguir en ese momento con dificultad…
- Estas líneas representan nuestro espacio y tiempo, lo que nos pasa a diario, estos círculos son... - y señale con el dedo tembloroso por los efectos del alcohol
- Representan lo que hablamos, sentimos, hacemos, pensamos... –dijo ella
Me quede pensativo unos segundos, sin saber cual de las formas podía traducir en palabras y dije:
- ...es decir nuestro mundo, y como se relaciona con los mundos fuera de nuestro universo contaminado de “absolutismo”.
Ella se levanto y se dejo caer otra vez en la silla en señal de una profunda y bien estudiada meditación.
Hubo un silencio que entendí como una expresión de hastió. El día anterior hablamos sobre literatura y llegamos a una conclusión: el rasgo más notable era la forma como las mezclas de razas, culturas, incluso, las mismas palabras cruzadas, levantadas y lanzadas a base de alcohol y n-20 eran la síntesis de nuestros razonamientos injustamente “cruzados-deformados’’.
Ella, por supuesto supuso que era un tipo cojonudo y aburrido. Se levantó, tendiéndose en un tapiz de forma triangular y el cual yo nunca había notado su falta de color. Me miro con esa mirada de compasión, con ganas de que la penetrara…
Sonó el contestador... creo que ya estoy un poco descolocado...
Ella se levantó y se fue al cuarto de los ordenadores. Allí estaban La China, Leoncio, y en la pantalla sonreía Sara. Newton vio entrar Martha a través del cristal que separaba el amplio salón lleno de cuadros, pudo ver que no estaban solos...
Sara logro verme desde la pantalla con una perspectiva angulosa, detrás de La China pero fuera de aquel cuarto.
- ¿Que le pasa a Newton?
- No lo sé, lleva 3 días tras una botella y parece que habla de ciertas frecuencias, un tanto poético. – dijo La China
- esta borracho... dijo Martha
- Yo creo que experimenta con sus estados alterados de conscientes irreales.- dijo Leoncio
- si se pudiera inducir ese tipo de formas a través de los estados mentales, estuviéramos hablando de materializaciones en tiempo real... – respondió Sara
Yo había perdido el sentido de la relación y todas las voces se confundían en un murmullo de sonidos in-entendibles, audibles solo en ciertos puntos de aquel espacio. Las palabras llegaban fragmentadas dando una errónea localización, pero espacialmente exquisita.
Pase varios minutos contemplando la escena y al darme cuenta, las botellas estaban tan vacías como cuando el pensamiento va rápido y las cosas son simples destellos, juego de sombras y luces...
La tele-conferencia había llegado a su punto álgido, perros mordiendo y descuartizando ranas… Algo más lejos, quizás en otro cubo, había voces sensuales...
- ¿Dónde podemos comprar cervezas? - haciendo un esfuerzo por levantarme.
- a dos calles de aquí – dijo Martha
- ¿Quieres venir?
- No, tú y la literatura son un asco
Sonreí, tome las llaves y un poco de dinero de mí último trabajo (abriendo rejillas de ventilación). Abrí la puerta pensando en lo monótono que eran todos los ambientes electrónicos.
Tome los 6 contenedores que puso el dependiente en la mesa, pague y me largue. Estuve de regreso tarareando una vieja canción en sistema ROM, compre n-20. Era un domingo fantástico...
- Al fin llegas. - casi grito Sara.
Me coloque frente al monitor y pude ver su cara angulosamente móvil. Sonreía como las cosas que caen y se astillan, fragmentadas...
Sin darse cuenta, Newton cayó en una especie de estado semiconsciente y pudo ver como el entorno empezó a convertirse en múltiples líneas. Vio como Sara tocaba los botones con una sensibilidad psyco; podía sentir la entrada del viento haciendo sonar las paredes de formas (ahora) circulares. Era verse bien...
Sus estados de sueño y realidad se fundieron en palabras que no logró pronunciar, su voz empezó a crear, en ese universo, diálogos que se sucedían sin que nadie pudiera escucharlos, absorto en ese mundo cruzado de notas hipersónicas. Neuroelectroquímica en el mundo sollozante de Newton...
Salude. La tele conferencia continuó en una explosión de “vacío”. Ya tenían mucho tiempo y decidí irme a caminar, la noche era tranquilamente oscura.
- ¿Vienes? – recuerdo que alguien me pregunto
- Hace 2 horas que estoy diciendo que cambiemos el aire.
El tiempo se había acortado en la medida que la conversación se expandía y amenazaba con convertirse en un caos existencialista...
Logre fumar un poco de g-23, tomé y tomé sin parar. Las personas que no me interesaban, disfrutaban de mi indiferencia como quien no sabe de la existencia de la nada. Así que me concentre en La China y su manera de ver la pantalla de video juegos. Aburridos, decidimos volver y la tele conferencia seguía pero ya no era la misma; Sara anuló la pantalla y solo quedo el “voice”. Unas notas en el instrumento y la cama que esperaba por un nuevo día… Eran esos días largos y nublados, días de círculos concéntricos...

Escrito por Parafrenia a las 04:32 PM | Comentarios (0)

Marzo 21, 2005

Romances de robot

importante.jpg

Escrito por: Newton

Se miro caminando en una plataforma con una superficie muy resbaladiza fondeado de estructuras fluidicas llena de “pensadores abstractos”, en el cual pudo distinguir un rostro angulado de marcados ojos grandes, cabellos color plata y alrededor de su rostro unos implantes de...

Todo... así sea un sueño.

Los planetarios no se justificaban pero tampoco entendían sus palabras, sigues su conversación sabiendo que no hay sed de esperanza, desasosiegos ansiosos. La descarga es un relato de vidas pasadas convertidas en ceguera, manejando códigos que se sienten como cosas desconocidas...

Mi interés disminuye cuando la ignorancia se apodera del universo, conexión sintiendo desvaríos causales...

Soy L2, y estoy lleno de pensamientos premonitorios. Son las 7:00 a.m. y estoy sin casa, sin nadie con quien interactuar, solo en un universo lleno de frecuencias pesadas y aturdidoras. Son proto-criaturas que se hieren de distintas maneras, por distintos métodos...

Estoy manejando los números circunstanciales, códigos parecidos a domos averiados, sin presas que cazar, bellezas de acabado magnifico devoradoras de luz. Códigos que recuerdan luces en pleno brillo, dolores de naturaleza extraña en corchetes de plata, quien sabe si existen...

Determinar las formas, crear la escritura; desvaríos de sujetos inexistentes, ciegos ante el sendero de la lujuria meditada. Es esa visión de la eternidad en donde las situaciones se abordan de manera escolástica, sin permitir interrupciones en la ancha franja que separa la realidad de la mentira. Sentidos que se bifurcan en etapas sublimes atractivamente exo-surrealistas, sin planteamientos sutiles, sin pensamientos promedios de seres normales...

No soy un ser normal solo porque la luz brilla bajo las sombras de una ciudad sin luz, clímax de las mil palabras percibidas por agotamiento de los sentidos. Tu excesiva ó falta de humanidad ya no conmueve, es solo frío vulgar...

Estoy descendiendo hacia el fondo de la escalera...

Criatura de pantalones impermeables y lentes de oscura espacialidad, sabes que tus sueños solo verán luz y sombra; temor...

Lógica nítida, problema lingüístico...

Gesto aproximado

Oculto siempre en el cajón de mi armario

Antiguo mito acércate a mí...

Criatura...


Escrito por Parafrenia a las 06:39 PM | Comentarios (0)

PLAN ZERO

zero.jpg

Escrito por: Newton

Momento conectado, hechos locuaces. Experiencia: zero

AÑO 2072. HORA: 2:35am

Sus ojos estaban puestos en una estructura de metal biológico donde había un grupo de “pensadores estructurales” tratando de modificar las líneas de tensión psíquica. Crock sabia cuales eran esas líneas pero ignoraba de donde había adquirido ese conocimiento. No dijo nada, solo se limito a buscar, a través de sus LENTIX ovalados, la información que necesitaba. Tiempo atrás, toda su realidad había sido desdibujada en un sueño:
Se miro caminando en una plataforma con una superficie muy resbaladiza fondeado de estructuras fluidicas llena de “pensadores abstractos”, en el cual pudo distinguir un rostro angulado de marcados ojos grandes, cabellos color plata y alrededor de su rostro unos implantes de percepción nocturna. Era extraño para él concentrarse en un sueño con tanta profusión de detalles y le pareció que ese rostro era una conexión, luces en círculos concéntricos rodeaban aquellos ojos difuminándose en abanicos tripartitos, era un algo muy particular...

AÑO1999. HORA: 6:30pm

- Atención Zeni, hora de ilustrar tu pantalla. – Sonó la televoz de Rai.

Rai era el cyborg-zet mas animado que hubiese tenido Zeni: le despertaba, le preparaba su agenda, programaba la búsqueda de agentes neuroquimicos que se disparaban en los sueños híbridos de aquel hombre-maquina. Prácticamente era él quien determinaba el funcionamiento cubico de toda la estructura colgante.

- Escúchame Zet, necesito todas las imágenes de mis sueños en pantalla y quiero una copia en formato T2D para estudiarla en el Telepro.

- Tuviste mucha actividad onírica anoche y por lo que deduje estas buscando una línea de conexión en ese sueño, es raro...

Zet dudo un instante y continuo:

- Compare estas imágenes en el neurotransmisor con las anteriores experiencias y hay una pequeña incongruencia...

- Zet, trata de reducir las posibilidades de que el azar halla intervenido y envíame la información que obtengas al BurpBop, estaré trabajando allá.

Se abrió la puerta mercurial y Zeni se dispuso a trasladarse en lo que parecía un pequeño compartimiento hexagonal de modificación subespacial. Era aterrador para Zeni desplazarse de esa manera pero nunca antes había estado tan cerca de sus sueños...


Escrito por Parafrenia a las 06:34 PM | Comentarios (0)

Conversaciones entre robots...

replica.jpg

Escrito por: Newton

- La luz se ha ido. – dijo una de la tantas voces que componían el salón de juegos

- ¿Qué hay detrás de una conexión?- expreso otra voz en tono llorón.- Debería haber una coordinación de pensamientos y el cómo se transmite ese proceso. Guía manual y auditiva, retroalimentación psíquica...

- ¿Qué hace un hombre sin energía electromagnética? – era otra voz de tono burlón. – Pues, fumas, contemplas las constelaciones, escribes y no ves el humo. Sabes que hay presencias de mayor y menor rango. Todo lo que se dice es casualmente verdadero como un juego de fractales sin luz...

En ese momento note que estaba sumido en el agujero mas profundo del universo y tenia por misión no salir. Además, debía tener mis sentidos alertas; escuchando, buscando las historias raras y creíbles de estos mundos.

- ¿Puedes tocar esa esfera? – esta vez parecía la voz de ente diabólico. – Claro que no, a menos que seas de la corporación, y en caso de que lo hicieras, ¿de qué te serviría?

Del fondo de una de las esquinas una voz sorprendió a todos por lo grave de su tono:

- La luz, a diferencia de mi existencia, viaja en línea recta y en su recorrido son infinitas...

- Los míos en cambio se difuminan en relatos incoherentes pero tan reales que a veces la fantasía es cuento de niños... – era la voz llorona

- ¿Y por que lo comparas con la luz? – intervino lo que parecía la voz de un niño

Dijo la voz grave:

- Porque en este momento estoy viendo los últimos haces de luz natural, la luz artificial esta dentro de mis implantes...

Hubo un silencio asombroso en el salón sin luz y, por un instante, creí que estaban intercambiando sus lugares...

- Conectarse con la música, influencia hasta los sobre-limites, relax garantizado. – dijo la voz lacrimosa.

- Los seres olvidados del mundo solo consiguen paz con la muerte, cada vez más el pesimismo se apodera de la nada y claro, un cuerpo sin nada que sentir es una especie de ser nocturno...

Todos rieron estruendosamente del comentario de la voz presumida. A este no se le escucho más...

- ¿De que hablas? – dijo la voz teatral a manera de lisonja. – Hablas por hablar, no sabes ni donde estas, Intenta mirarte si puedes. Vamos, vete de aquí...

Toda esta situación se había convertido en una especie de presente hiper-corto. Pasas de uno a otro y no hay relación excepto en los nodos...
La representación continúo...

- Me voy pero solo cuando termine todo, será el momento de tomar mi mochila y la luz del cilindro... – dijo la voz juglaresca

- Estas hablando de cosas que ni tu mismo te crees, ni siquiera lo sientes. Todo para ti es pura circunstancia...

- ¿Y donde nacen las circunstancias?, ¿aquí, metido en 5 paredes? Olvídalo, las circunstancias solo ocurren cuando estas ahí para atraparlas. No sé... es una acción, gesto, señal...

- Muy bien, pero... ¿ya te puedes marchar?

TEC vio hacia la esquina donde suponía estaban los verdaderos entes reunidos y se dirigió hacia allá...

- ¿Estaré en el camino correcto? – se pregunto así mismo.

TEC siempre había vivido en la carretera, era su madriguera, su hogar. Un hogar cerca y lejos de sus pocos afectos, quería pensar que existía un espacio para él ó al menos eso creía...
Se sentó, encendió un cilindro y comenzó ese largo camino de pensar en describir las situaciones que le hacían pensar en los recuerdos, como un ejercicio de ver las vidas pasadas en los ojos de otras personas.
El cómo era antes y el ahora, no cambiaba con el tiempo sino con las situaciones. Hoy mal, mañana también, y algún otro día perdido en el calendario que quizás es tremendamente bueno. Podría llamársele “la localización de días ideales”, algo así como una especie de satélite, recibiendo todo tipo de ondas y seleccionando las que son dignas de espiar. Realmente, todas son buenas de hurgar...

Escrito por Parafrenia a las 06:30 PM | Comentarios (0)

RATONES ELECTRONICOS

ratones.jpg

Escrito por: Newton

¡Linda causalidad me toco vivir hoy! Salí temprano de mi trabajo, un trabajo que solo tenia sentido por el hecho que me permitía revisar los escritos de otros talentos emergentes, y me dirigí hacia el subterráneo más cercano, a tan solo 2 cuadras. Apenas pase el umbral de la editorial, encendí un cigarrillo y coloque mis gafas magnéticas ante mis ojos cansados. Sin darme cuenta, ya me encontraba avanzando con un paso ligeramente volátil, sintiendo mi cabeza descansar en todos los edificios que en ese momento empezaban a llenarse de luces neonicas, luces destellantes, simplemente relajante...
Las puertas se abrieron haciendo que penetraran un torrente de humanos inertes, BUZZ se coloco cerca de la puerta y se dispuso a observar el vagón. No observo nada en particular, es decir, nada peligroso ¿y que podía ser peligroso para un transplantado como él? No sabia, quizás era una especie de paranoia producto de su rutina llena de pantallas y agua destilada.
Dejo de pensar y se dispuso a dejar penetrar toda la energía proveniente de su MD, consulto el menú en la parte interna de su brazo sin que nadie lo notase y relajo sus sensores...
- Estación ZMA
Una voz anuncio la siguiente parada. En segundos se abrieron las compuertas y me vi expulsado del vagón. En un instante sentí que algo me observaba, ¿son esos 3 ratones? ¡Si, es increíble!, ratones con ojos rojos de luz artificial, ¿qué? Uno de ellos esta diciéndome que lo acompañe pero mi tamaño no lo permite.
Puedo hacerlo y estoy consciente de poder cambiar mi tamaño y aspecto, tampoco me importa ya la puta estación con toda su gente, siento que estoy perdiendo una aventura a través de túneles y fibras magnéticas. Mi vista alcanza su estado mas bajo y de pronto, casi sin saberlo, estoy entre una multitud de escaleras que invierten el sentido de la circulación dentro de la estación, ¡condenada estación que nunca terminó de entender!. Me muevo rápido y silencioso alcanzando la superficie en pocos segundos...
El viento ha cambiado de dirección y recibo otro tipo de aire: fresco, limpio. Observo el estanque que debo revisar y consultó con otros tipos que ocupan el pequeño transporte vertical que se desplaza horizontalmente, haciendo del corto trayecto una distracción para nuestras mentes.
Al parecer es un estanque lleno de roedores...

Escrito por Parafrenia a las 06:14 PM | Comentarios (0)

LIMONES EN PENDIENTE

limones.jpg

Escrito por: Newton

Viajando rápidos dos limones, rodaban cuesta abajo por una pendiente que me llevaría ante la puerta de una misteriosa casa. Yo subía, a pesar de la gran inclinación, con paso regular, mi mano derecha contenía una bolsa de material flexible, la otra simplemente estaba contenida en un bolsillo.
Avanzaba a paso lento cuando en un momento vi caer a través de aquella pendiente 2 limones en una perfecta carrera hacia el fondo de la vía principal. En ese momento pensé en una posible señal, clave ó movimiento telúrico de extraña procedencia pero no pude relacionar que hacían descendiendo dos limones dejando una estela de fuego y olor verde.
Por un instante, todos mis movimientos se tornaron lentos y pude ver con precisión cada detalle de aquellos limones renegados a quedarse estáticos en un árbol, era como si hubiesen planeado una fuga y estuviesen disfrutando la huida, lanzados en un viaje sin final...
Al final deje de mirarlos por que temí un final bajo la rueda implacable de algún coche, ya solo me bastaba saber que habían cruzado la frontera entre lo real y lo abstracto.

Escrito por Parafrenia a las 06:03 PM | Comentarios (0)

Diciembre 22, 2004

The trooper (Cap. #2)

flare.gif

Escrito por: Newton

Año 1997. 23 julio. 1:05am

El Dr. V disfrutaba de un café y un cigarrillo mientras armaba su rompecabezas de turno. Al fondo del laboratorio, un microcomputador conectado a un servidor, que a su vez procesaba la información de otros microcomputadores conectados a una serie de radio antenas, empezó a generar una secuencia matemática de algoritmos con la forma de unos circuitos. Los ojos del Dr. V se clavaron en la pantalla dando paso a que una sonrisa maléfica se dibujara en su rostro. Por un momento sintió que la vida terrestre dependía de sus pensamientos. Solo bastaron fracciones de segundos para que esa luz de poder se convirtiera en un razonamiento.Un secreto genera una búsqueda, esa búsqueda secreta engendra otro secreto…


3 días después…

El Dr. V se sentía nervioso ante lo que seria el anuncio oficial de una investigación que llevaba años, quizás décadas, tomando forma. Desde que recibió aquella señal no había dejado de tener la sensación de ser vigilado. Sus pensamientos empezaron a tomar formas nebulosas; era como haber entrado en una espiral de sueños donde la sensación de volar era una situación angustiante, sin control y eso le estaba haciendo perder la sincronización con la realidad. Sabia que todo esto era producto de un juego secreto, macabro tal vez, de un ente superior…
Esa noche se dispuso a revisar todos los informes que había preparado para dar el anuncio oficial de la comunicación venida del espacio exterior: una señal de 1 min. 42 seg. De aparente codificación inteligente. La señal provino de una zona en el espacio denominada M-113 en la constelación de Hércules y su frecuencia era de untito desconocida. El Dr. V pensaba que el anuncio de este descubrimiento atraería a otros científicos independientes a unirse en una cruzada por descifrar esos extraños símbolos que habían aparecido en su computadora y, ¿Por qué no? Quizás le reportaría un gran beneficio económico.


New York. Año 1997. 12:05…

Un resplandor de una intensidad inusual y desconocida, inundo la habitación 602 de un lujoso hotel del centro de Maniatan. Casi instantáneamente el hotel quedo a oscuras, provocando un caos general en ascensores y estacionamientos. Ni siquiera las luces de emergencia funcionaron y los teléfonos quedaron mudos ante un apagón de proporciones desconcertantes y de causas desconocidas.
En ese momento, unos según antes del apagón, un adolescente manipulaba una cámara portátil de video digital, filmando el paisaje nocturno de una gran ciudad como New Cork. No estaba asombrado, solo le parecía curioso de cómo los edificios, que eran centro de adoración por parte de los turistas, solo se veían como inmensas de concreto, acero y luz. Simples contornos que daban a la ciudad un aspecto ordinario y terrestre. Este era su 3er viaje fuera de Europa y podía decirse que lo único bueno del viaje fue que su padre le regalara una cámara de video.
Logro filmar un extraño resplandor y su posterior efecto sobre el edificio. El joven Khol sospecho que algo raro pasaba en aquel hotel. No dijo nada a sus padres, simplemente apago la cámara…

5 min. Después…

La policía, los bomberos, la compañía de electricidad y otros cuerpos del Estado ya se encontraban en sus respectivas tareas de acordonamiento y evacuación del edificio. Fuera del hotel hacia su llegada el detective Thomas Velásquez dispuesto a poner la situación bajo control y vigilar los alrededores para que no se perpetraran actos criminales de vandalismo. Mientras era informado por uno de los primeros patrulleros en llegar al sitio, se oyó el chasquido de su receptor en la frecuencia 33. Era la operadora:
- Det. Velásquez tiene un llamado de un teniente del cuerpo de bomberos
- Adelante, soy el Det. Velásquez y estoy a cargo de la situación. Dígame ¿Qué sucede?
- Det. Tiene que venir a verlo usted mismo…
La buena forma fisica le permitió a Velásquez subir los 6 pisos de manera casi felina. Las linternas alumbraban fragmentadamente las escaleras de emergencia. Velásquez y 4 patrulleros mas observaban las caras de terror y angustia en las personas, que acostumbradas al orden inalterable de sus vidas, de pronto se veían en una situación angustiosa, de una oscuridad amenazante.
La puerta de emergencia se abrió con un ruido estrepitoso ante la mano de Velásquez. Miro a ambos lados del pasillo y sus pupilas ase estrecharon al observar una luz tenue que procedía de una habitación hacia el final del corredor a mano derecha. En su carrera, el grito de unas personas atrapadas entre el 7 y 8 piso le hicieron girar la cabeza hacia arriba en un acto instintivo. Sin detenerse, siguió su marcha hasta el umbral de la puerta y en es instante sus ojos se abrieron ante un espectáculo increíble: el teniente del cuerpo de bomberos y su compañero, hacha en mano, miraban atónitos lo que antes pudo haber sido un cuerpo humano. Ahora solo era una masa chamuscada y amorfa.
El bombero describió brevemente el por que habían decidido subir y entrar a aquel cuarto: él y su compañero fueron notificados por una de los huéspedes del mismo piso que habia un fuerte olor a quemado en ese piso. Al llegar a la entrada del hotel, un resplandor indescriptible los dejo ciegos momentáneamente…
- Lo demás lo conoce usted. Pedí apoyo policial porque pensé que estaba ante una citación bastante anormal…
Velásquez ya se encontraba dando vueltas alrededor de la silla. Miro a uno de los patrulleros y dio la orden de que se les tomara declaración a los 2 bomberos.
- Clausuren todo el piso. – casi gritando. – Esto es increíble… - se dijo asimismo


2013

La mente de khol empezó a divagar hacia mundos extraños llenos de lujuriosa divinidad, pero no tardo en darse cuenta de que estos pensamientos estaban siendo monitoreados. Era como si alguien estuviera tratando de hacerle pensar en esas cosas para evitar que recordara lo que habia visto antes de entrar. Sintió un frío en la medula de solo pensar que alguien estuviese controlando su mente y en esa situación eso le podía traer problemas. Probablemente estaba sobre una especie de laboratorio o bunker secreto, metido de cabeza en un experimento inusual. Con mucha suavidad tomo el vaso que descansaba sobre la barra, le dio un sorbo y se levanto dando un giro de 90 grados para tener una mejor vista sobre el panorama.
Sintió como unos destellos se esparcían sobre sus retinas y calculo que ya el cubo habia hecho su efecto alucinógeno. Sonrió y su cerebro comenzó a determinar en que clase de situación estaba:
1) habia sido testigo de la desaparición de unos personajes a través de una escotilla secreta. También los vio tomar esos cubos luminiscentes.
2) el vehículo usado por estos personajes no pertenecía a ningún tipo de tecnología conocida por él.
3) en este momento, estaba observando al secretario de defensa sentado en un sillón, hablando con un hombre de apariencia no-determinada.
¿Qué procedencia tendrían esos seres y cual era su propósito?, ¿Qué hacia una personalidad del Alto Gobierno en una fiesta de esta clase?
La sensación de estar vigilado aumento en la medida de sus pensamientos. Giro su cabeza en varias direcciones y se dio cuenta que en algunos lugares de la estancia su mente quedaba en blanco. Era lógico pensar que habia un monitoreo psíquico sobre él. De manera volátil, dejo que sus piernas se movieran y pronto se vio caminando placidamente por la estancia. Instintivamente, salio a una terraza con un amplio jardín donde unas escaleras espaciosas iban a dar a un pequeño bosque. Pensó que quizás esa escotilla secreta conducía algún lugar que era inaccesible desde dentro de la casa, eliminando la posibilidad de entrar a través de ella. De todas formas investigaría esa posibilidad aprovechando que ya estaba allí. Y la oportunidad no tardo en venir…
AC y MA se acercaron con una rítmica cadencia, casi al compás de la música que Nostrom-Us dejaba sonar. Venían riendo con una malicia alucinógena, rodeando el cuello y la cintura de Khol. Ante tanta efusividad, no le quedo mas remedio que besar a ambas de manera torpe y confusa en un movimiento increíblemente salvaje. En ese instante fijo sus dilatadas pupilas hacia el PD que ponía toda su furia psicodélica en cada beat de la música y lentamente se fue separando de sus compañeras. Sincronizo su foto-reloj a los implantes oculares y los coloco en modo de video. Pudo observar como el PD puso su mirada en él, como si se hubiese dado cuenta de que lo estaba filmando. Khol aplico el zoom, enfocando la cara de aquel ser con un rictus de aguda tensión
El PD toco algunos botones sin quitarle la vista a Khol y se bajo del entarimado. Esté decidió seguirlo pensando que allí tendría una oportunidad de encontrarle respuestas a muchas de sus preguntas.
El pasillo era largo y Khol lo vio caminar entre destellos. Giro a su izquierda y desapareció en una puerta de acero automática, pero antes de que pudiera cerrarse Khol se colo apretadamente a través de ella. Todo esta muy oscuro, registro en sus bolsillos y antes de pudiera hacer algo fue tironeado del cabello e inmovilizado por un brazo alrededor de su cuello.
- ¿Trae armas de algún tipo? – gruño la voz.
Casi sin poder respirar, moví mi cabeza de manera negativa
- Soy Wilbury. Toma y largate de aquí lo antes posible…
Al decir esto, le extendió un micro disco en un pequeño estuche negro. Wilbury encendió un M-10 iluminando su rostro de manera fantasmal.
- …Ahora. – sentencio.
Sentí una ráfaga de viento en el rostro que me hizo reaccionar. Wilbury se habia esfumado… y yo debía hacer lo mismo.

Cruzo el pasillo, recorrió la estancia diagonalmente y traspuso el umbral de la entrada, la fiesta habia terminado para él…
Recorrió a grandes pasos toda la distancia que lo separaba de su Helio-Jet con la sensación de estaba metido en algo grande, ¿acaso inconscientemente no había estado buscando esa clase de situaciones?, ¿Qué contenía el disco?, ¿Quién era Wilbury?
Una tras otra las preguntas iban ordenándose en su mente mientras su nave establecía los parámetros de regreso a casa

Continuara…

trooper1.jpg

Escrito por Parafrenia a las 11:26 PM | Comentarios (0)

Diciembre 21, 2004

The Trooper. (Cap.#1)

trooper.jpg
Artist: Kenny Leong

Escrito por: Newton


Bergen, Noruega. 6 de agosto 1945. 2:45 am…

- “Dr. K.Z. abandone la gruta y no deje evidencia. S3”- fin del teletipo.

El científico recogió una serie de papeles que contenían extraños grabados, los metió en un maletín de estructura metálica y salió del Cubix, no sin antes recoger un arma automática que se encontraba bajo llave en una caja de seguridad.
Atravesando largos pasillos de luz fluorescente, se dirigió hacia el área de habitaciones y sin expresar ningún rictus en su rostro, dio muerte a sus 3 ayudantes de manera silenciosa y sistemática.
Una vez en la sala de operaciones especiales, oprimió varios botones, introduciendo una clave que originó un conteo regresivo. Ya no había vuelta atrás, el día había llegado…
Se enfundo en un traje de material sintético resistente a las altas presiones submarinas y se introdujo en un mini-sub, dispuesto a viajar 6300 millas náuticas hacia un punto del atlántico sur. No tenia opción, debía pasar entre un “caos de submarinos” y bajo el mar todos eran potencialmente enemigos hostiles…


Argentina. 1990

Un grupo de 5 personas estaban congregados alrededor de una modesta tumba, en un pequeño cementerio 880 km. Al norte de Buenos Aires. Todos se encontraban debidamente abrigados, debido a la altitud y al crudo invierno sureño que azotaba ese año. Ninguno de los presentes dijo palabra alguna, simplemente se limitaron a mirar por espacio de 5 min. Lo que acababan de enterrar…
Posteriormente y de forma radial, se retiraron en dirección a sus coches negros, partiendo sin rumbo definido. Desaparecieron como habían venido…
Una hora después, hubo un violento movimiento sísmico que afectó la tranquilidad del pueblo mas cercano a 150 km. de aquella improvisada sepultura…


Golfo Pérsico. 1992

Una división elite de la 190ª infantería norteamericana, avanzaba a través del desierto en busca de un laboratorio iraqui, especializado en el desarrollo de armas nucleares. Eran las 00:45 horas, cuando de repente, sin explicación alguna, un destello acompañado de una bocanada de aire caliente convirtió en polvo a toda la división.
Extrañamente, desaparecieron del satélite un 5 min. después de la supuesta explosión. El caso “Jaguares del Desierto” se archivo como inexplicable…

Alemania. Año 2013 DC

Habermas Khol se levanto tarde. Era un sábado que prometía ser un día sin sobresaltos y lleno de una exquisita soledad. Se preparo un sencillo desayuno que engullo rápidamente y se dispuso a ordenar su Cubix atestado de papeles, micro-tarjetas y fotografías. Entre tanto desorden se podía apreciar 2 monitores planos y una pequeña caja transparente de 20 x 20 cm. que contenía el “cerebro electrónico” que controlaba su hábitat y probablemente toda su vida…
Tenía ½ hora poniendo cierto orden cuando de manera inesperada entro una llamada videofonica a través de la red. Un sonido peculiar inundo el espacio y Khol supo que era de su trabajo…

- Tiene llamada de la revista VOID. Extensión 8220. ¿Desea recibirla?

La dulce voz de la operadora personalizada lo saco del trance autómata en que se encontraba, y antes de que pudiera pensarlo, ya había dado la orden de abrir la comunicación.

- Tenemos trabajo “Mr. Call”…

Ese era Lounedss. Siempre bromeando. Prosiguió…

- Hoy a las 8:00 pm tenemos que asistir a un evento diplomático en la embajada. Colócate tu mejor traje como de costumbre y trae contigo la cámara más pequeña. Esta vez debemos ser más discretos porque parece que la fiesta es de alto rango. ¿Qué te pasa?, ¿no dices nada?

- Hoy no, “loud”. Además ya tendremos el resto de la noche para hablar. Hasta pronto.

Cerro la comunicación pensando en la cara de loudness llena de incertidumbre. No era su costumbre estar tan callado, solo que hoy se sentía demasiado extraño y expresarlo le hubiese costado un esfuerzo extra que no quería emplear, menos ahora que tendría un desvelo seguro.
Para él no era nada raro trabajar uno que otro fin de semana, pero cuando lo hacia le gustaba concentrarse y relajarse mas de lo normal. La llamada había logrado activar esa parte de su pensamiento; se sirvió un vockatronic y encendió un cilindro del tipo M-21, cayendo en un estado de ensoñación que le permitió recordar parte del sueño de la noche anterior. Solo vio destellos de diversas intensidades…antes de quedarse dormido.

6:05 pm
Nostrom-Us sonaba con potencia ruidosa creando una propuesta sonica de indudable calidad: cánticos psicofonicos y melodías sacadas de extraños aparatos de fabricación propia, sacaron a Khol de un sueño corto y a la vez profundo…
Era el despertador-agenda-automático. Una vez que el sistema Clauzel registraba una llamada cuyo contenido era una cita de trabajo o negocios, automáticamente se activaba un programa recordatorio 2 horas antes del compromiso.
Khol se levanto y se dio cuenta que su trago había quedado a la mitad, tomo el vaso triangular de esquinas redondeadas y lo empino de un solo golpe. A velocidad normal, se desnudo y fue directo al contenedor de limpieza, recibiendo un gratificante baño de micro-partículas vaporizadoras. El proceso tomo 5 min. (tiempo de lujo) y se dispuso a tomar vestiduras para la ocasión: un traje color negro de fibras con filamentos bioeléctricos. Este traje le permitía almacenar y producir energía eléctrica a través del calor producido por el cuerpo, de esta forma podía alimentar sus implantes exógenos sin necesidad de utilizar baterías o cables auxiliares.
Engancho su ordenador portátil (15 x 10 cm.), tomo su cámara digital de alta resolución, ajusto su foto-reloj, encendió un M-21 y se dispuso a hacer los ajustes necesarios para salir en su Helio-Jet.
Este aparato era una maquina voladora ideal para el transporte personal. Desde su aparición en el 2007, se había convertido en un aparato popular, mas no por su costo.
El Helio-Jet consistía en un exoesqueleto que se ajustaba correctamente al persona que lo utilizaba, 2 turbo hélices y un motor central de emergencia eran impulsados por un sistema compuesto sobre celdas de combustible alimentados por agua. Poseía también tanques de reserva, sistema de navegación por satélite y localizador tridimensional. Lograba alcanzar velocidades de 350 km/h y su autonomía de vuelo alcanzaba la asombrosa cifra de 630 km antes de volver a recargar. Sin duda, era una maquina que solo los que apreciaban trasladarse rápido y seguro sabían lo que tenia que pagar.
Al pensar en todas estas peculiaridades, Khol sonrió de placer… y abordo su Helio-Jet.
Un zumbido suave le indico el momento de partir. La puerta de embarque-desembarque se abrió dejando ver un atardecer con un extraño color naranja…
La nave salio horizontalmente con una ligera inclinación vertical y se enrumbo hacia su destino. Un destino más, un destino sin posible retorno…

Aterrizo después de pasar los controles aéreos de la embajada, en una explanada de profusas luces estroboscopicas. Se desengancho del Helio-Jet e inmediatamente ya estaba siendo escoltado por 2 guardias que lo acompañaron al centro de control. Una vez a allí, fue introducido en un cilindro para la verificación de su identidad, control de armamento o equipos de espionaje, y por supuesto su propósito en la embajada. Era simple rutina pues Khol era conocido junto con Loudness porque trabajaban reseñando todos los eventos importantes de la alta sociedad: Loudness como cronista y él como fotógrafo.
Era curioso como estos eventos seguía atrayendo a las personas; un trabajo que muchos deseaban: estar entre bellas mujeres, bebidas gratis y sustancias placenteras. Alguna que otra buena conversación, música de vanguardia…
La revista le pagaba por trabajos realizados y por el mantenimiento de la misma en la red. Aunque “loud” escribía mucho, era en él donde recaía el mayor peso de actualizar el portal en la red. Quizás era un trabajo que no daba mucho descanso pero era muy bien pagado.
Khol empezó su transito por un pasillo totalmente aluminizado de unos 100 mts. Que lo conduciría a una puerta del mismo material. Faltando 7 mts. se abrió predeciblemente dejando escuchar una música hipno-trance, acompañado de un murmullo de uniformes disonancias mezclado con el sonido tenue de copas chocando en un ambiente que ya le era conocido. En unos segundos se encontraba franqueando la puerta dejando ver una estancia poblada de seres bastante peculiares. Miro su reloj: 8:00 pm. No terminaba de levantar la vista cuando “loud” ya lo había abordado:

- Hola “Mr. O clock”. ¿Estas listo?

Khol sonrió y asintió con tanta seguridad que “loud” hizo una mueca de asombro echándose hacia atrás. Loud tomo al vuelo 2 copas que aparecían con cierta regularidad sobre unos cilindros colocados estratégicamente en toda la estancia, y ofreció una a su compañero.

- Martinox, como te gusta…

Khol tomo la copa, sorbió un poco y Loud hizo lo mismo. Era inevitable que preguntara:

- ¿Qué te pasa hoy?, estas mas callado que nunca.

- No se, quizás el día a estado demasiado denso pero no me hagas caso, vamos a trabajar y luego veremos que nos trae la noche

En ese instante sonrió maliciosamente y guiño uno de sus ojos implantados. Solo lo hizo para simular, él sabia que el día estaba más que denso. Un presentimiento extraño se apodero de su cerebro. Algo estaba por ocurrir y desatar oscuras fuerzas…
En milésimas de segundos se dio cuenta que en un par de criaturas hermosas habían capturado su gesto malicioso y le sonreían, con esa sonrisa franca y coqueta que solo ellas muestran cuando están disfrutando de la vista… y de la bebida.
Él siguió sonriendo e inicio su trabajo: se acerco hacia ellas y se presento. Pidió su consentimiento para tomarles una foto y ellas accedieron aumentando su simpatía. Se coloco a una distancia prudente e hizo los encuadres necesarios. Un destello ilumino la estancia dando inicio a unas largas 3 horas luces fotográficas…
Caras diplomáticas ya conocidas de otras reuniones, mujeres enigmáticas como sus collares, agentes de seguridad encubiertos. Loud disfrutaba de su trabajo hablando con todos de actualidad y moda, eso lo hacia un profesional porque nada mas duro que relacionarse a través de cosas tan mundanas. Quizás él era un poco más trivial que yo…

11:30 pm
Las 2 bellas criaturas habían entablado una sólida conversación conmigo y me habían hecho una invitación para una fiesta con más “acción” en las afueras de la ciudad. Aparentemente comenzaba alrededor de las 12:00 y una de ellas estaba esperando una llamada para confirmar la dirección. Me pareció que era mas que una simple fiesta y solicite 3 bebidas a través del menú digital de la barra. Inmediatamente estaba brindando con aquel dúo lujurioso, justo cuando una de ellas se aparto delicadamente para recibir una llamada empecé a sentir una cercanía de dimensiones excitantes por parte de la otra. Solo duro un minuto pues la otra volvió sonriente:

- Aquí tienes la dirección. Esperamos que no faltes, no queremos aburrirnos solas.

Al decir esto su voz se torno sarcástica y me extendió un pequeño papel de 9 x5 cm. que había impreso en su computadora portátil (micropalm). Se alejaron, mostrando dos sólidos cuerpos llenos de una actitud salvaje como pocas…
Desperté de un corto pero hipnótico trance y consulte mi reloj: 11:55. Ya era hora de partir. Me acerque hacia Loud:

- Loud debo irme a casa para preparar la actualización de mañana. Te llamo cuando termine

- Espero que no sea a las 5:00 am.

- No te preocupes. Quizás mañana llegue un poco tarde.

Dio media vuelta y camino hacia la salida. A medida que avanzaba sentía un inusitado entusiasmo, que se iba renovando ante la proximidad de su Helio-Jet. Sintió como si estaba por descubrir un secreto que lo haría cómplice de un gran acontecimiento. Se dio cuenta que no era por lo clandestino de la fiesta (ya había participado en varias) sino por lo raro del lugar: una casa en la montaña que databa de 1933. Se ajusto a la nave e inicio la secuencia de despegue, en unos minutos se encontró volando con rumbo al sur-este de la ciudad.


12:35 pm.
A 300 mts. de altura, Khol observo como a un kilómetro lo que parecía una estación orbital: luces de alta frecuencia, destellos aéreos y una música que le pareció conocida, le hicieron sentir un escalofrío punzante. Decidió aterrizar en un claro que se abría hacia el lado sur de la casa. La dirección marcaba un hoyo 15 para el aterrizaje y de ahí tenia que caminar 550 mts hasta la misteriosa casa. Pero una especie de intuición suicida le hizo descender en el hoyo 17; tendría que caminar más pero su nave estaría oculta y más segura de los curiosos.
Inicio el descenso silencioso aprovechando un agujero que se abría entre un pequeño bosque de pinos y logro aterrizar sin contratiempos. Se desengancho, aseguro todo el sistema y emprendió la marcha. A 10 mts del aparato se detuvo a pensar si debía llevar la cámara pero se imagino que no seria conveniente, fue un pensamiento estupido porque sabía que su foto-reloj le resultaría más apropiada en cualquier caso. Prosiguió su lenta ascensión sin casi pensar el lo útil de su reloj sino en lo agradable que era estar detrás de algo inesperado. Pero… ¿Qué seria esta vez?
Los pasos eran lentos y la brisa fresca azotaba con furia la copa de aquellos pinos inmensos, produciendo un sonido aterrador. Ajusto sus lentes protectores de visión nocturna sin disminuir la marcha y con sobresalto, como a unos 200 mts, observo 3 seres totalmente oscuros que salían delante de él.
En una reacción instintiva se oculto detrás de uno de los pinos y pudo analizar a través de sus implantes, que la oscuridad era un tipo de camuflaje desconocido hasta ahora para él. Aquellos seres iban en dirección a la fiesta pero no parecían querer entrar por la puerta principal. Cruzaron diagonalmente la explanada ascendente hacia donde Khol se encontraba. Lo hicieron con paso rápido y seguro…
Aparentemente habían aterrizado en otro claro de bosque, opuesto al de donde Khol lo había hecho. Sin pensarlo, (nuestro héroe) se dispuso a seguir a este peculiar trío guardando una distancia prudente y logro observar (a través del zoom) como se llevaban a la boca lo que parecía un cubo de emitía luz de color amarillo-luminiscente. Sincronizo sus implantes oculares con su foto-reloj y fotografió aquellas manchas extrañas manipulando cubos que flotaban en las palmas de sus manos…
Todo iba pasando sin que Khol detuviera su paso (que ya no era tan lento), cuando de pronto aquellos seres se detuvieron ante lo que parecía un respiradero y uno de ellos haciendo uno pase manos, abrió una especie de escotilla; aquel respiradero estaba a 250 mts. de la casa y no pude dejar de imaginar que era una entrada secreta hacia el interior de la misma. ¿Hacia que parte también secreta de la casa conduciría?
En ese momento abandone toda mi calma para someterme a una especie de maquinación mental saturadas de absurdas preguntas. Llegue a la conclusión de que las respuestas aparecerían si lograba idear un plan de investigación sistemática. Comencé a descender en busca de un posible aparato que me diera alguna pista de aquellos seres, ¿Quiénes eran?, ¿de donde procedían?

1:00 pm
Predeciblemente, como había imaginado, una maquina como esta debía poseer una tecnología no-conocida por los terrícolas y sin embargo los tripulantes parecían humanos o eso aparentaba. Tome fotografías de la nave y decidí entrar de una vez por todas a la fiesta. Algo me decía que allí encontraría mas pistas…

Y pensar que solo quería relajarse, pero ante las circunstancias, sabia que no debía hacerlo…
Esta vez dio un rodeo. Llego a una pequeña puerta donde 2 gigantes cubiertos de armaduras magnéticas le exigieron identificación. Saco el pequeño papel y lo entrego. Con un verificador portátil, uno de ellos escaneo la tarjeta. Sin decir nada se apartaron dejando abrir una puerta lumínica y entre sin titubeos.

A Khol no le pareció que el lugar donde había ido a parar era el producto de una improvisación. La decoración interior y exterior era sobria y densa, haces de luces cruzaban en todas direcciones y la música se hacia sentir en todos los rincones con una especialidad insólita. El lugar estaba lleno y sin embargo no se sentía ningún tipo de aglomeración: alrededor de 300 personas conversaban, bailaban o simplemente follaban a la vista de todos. En este punto, las bebidas y las sustancias alucinógenas hacían del espacio algo más que una simple casa; era como estar atravesando la galaxia en una nave generacional con dirección desconocida…
Deambule un rato, sin sentido, tratando de ver a mis dos extrañas compañeras pero no obtuve resultados positivos. Me senté en una de la barras y a través del menú digital ordene un GiraSol acompañado de un vockatronic. Al instante tenia mi trago y… ¡un cubo amarillo-luminiscente!
Parpadee ligeramente y lo tomo entre mis dedos: el cubo media 2,7 x 2,7 cm. y alumbraba en un radio de 7 cm., era increíblemente hipnótico…
Khol dudo un instante. Los girasoles que había probado eran planos y sin ninguna dimensión psíquica más allá de lo plano, lo cual garantizaba una espiral exacta y de sutil suavidad…
Lo introdujo en su boca, disfrutando de un sabor que se iba plegando a medida que aumentaba su disolución en la lengua…
Poco a poco fue entrando en un tubo flexible que lo llevaría fuera de este mundo, a una verdadera e inconcebible “realidad”…

CONTINUARA...

trooper1.jpg



Escrito por Parafrenia a las 10:36 PM | Comentarios (0)

Diciembre 11, 2004

Sueño, divertido, sueño...

rubik.jpg

Escrito por: Newton

El camino a la universidad solía estar plagado de divertidas singularidades pero nunca como ese dia....
La calle que corría desde mi edificio hasta la parada de autobús mas cercana, estaba llena de robustos y hermosos árboles de 20 mts. De alto, cubriendo toda la calle con sus benefactores brazos formando un túnel vegetal de apariencia fresca a una calle, por demás, común y triste.
Una vez dentro del autobús, el viaje duraba entre 20 y 30 min., durante los cuales el paisaje mostraba calles y avenidas regularmente transitadas, la mayoría de ellas con árboles en todos lados y montañas cubiertas de casas. Era relajante saber que después de tan corto paseo (sazonado con muchas mujeres de bellas y rígidas formas), aquel autobús me dejaba en una de las 5 entradas de la universidad donde cursaba estudios.
Al bajar del autobús, directamente al frente, compraba mis cigarrillos. Luego, cruzaba la calle entre saltos y maniobras...
Los carros sonaban sus cornetas, mientras yo devoraba aquellas lejanas luces del semáforo-adorno...
Una vez franqueada la entrada, ésta abría la perspectiva hacia un amplio pasillo (el cual ya no tomaba porque la facultad quedaba a mi derecha), y para eso tomaba un camino tachonado de pequeños cuadros de cemento, rodeado de un modesto pero acogedor jardín que me llevaba hasta una de las 2 puertas conocidas del edificio...
Solo que esta vez, justo al momento de tomar la desviación que atravesaba el jardín... sentí un fuerte zumbido en mis oídos, y a través de mis lentes oscuros de protección ultra violeta, pude percibir un resplandor inusual a esa hora de la mañana (9:30 am)
Metí la barbilla sobre mi pecho, para evitar aun más el molesto reflejo del sol e incline mi cabeza hacia la derecha, en un intento de sacudirme el resplandor...
El zumbido afortunadamente había empezado a bajar en intensidad. No ha así lo harían las situaciones que estaban por ocurrir...
La plasticidad y posible masticabilidad de los árboles, surtió un efecto que hizo resecar mi boca y garganta, de una manera tal, que enmudecí... Solo la mirada de una linda chica pelirroja, pálida hasta los huesos y venas, logro sacar mis ojos de los árboles y posarlos en sus deliciosas formas; su mirada era inusual y externa, como si estuviera burlándose de la situación, que ya comenzaba a ser extraña. Me hice el desentendido, y tuve la sensación de que estaba solo, que nada mas vería a esa chica, que no encontraría a nadie...

El lobby de la facultad lucia aplastantemente desolador y terriblemente grande. Pensé de manera ingenua que quizás había venido en un mal dia pero... ¡Siempre venia todos los días! Así que, entre desconcertado y perplejo, me senté en uno de los bancos de madera y cemento que adornaban, el ahora indescriptible lobby...
Sentí como si una tropa de gente viniera desde el fondo del ancho pasillo y me puse atento hasta el límite de mis sentidos. No niego que me puse algo contento de pensar que podía ver gente, quizás porque me gustan muchos los tumultos... pero vi con creciente asombro, que lo que había empezado a girar desde una de las esquinas del otro pasillo eran... ¡9 monedas!
¿Qué si giraban, que si tenia patas? Carajo, no lo se... Solo se que hablaban y lo hacían en perfecto castellano. Quede paralizado y mi pierna empezó a temblar cuando,
de alguna manera, adivine que venían en mi dirección...
A mitad de camino entre ellas y yo, se detuvieron en el centro del lobby y abriendo una compuerta (sin dejar de conversar entre ellas desde que las vi venir por el pasillo), una de esas monedas giro sobre si misma y hablo con parsimonia:

- “El que camina en sueños debe tener una respuesta”

No sabia si estaba mirándome o hablando conmigo y como movido por una descarga eléctrica, resueltamente me puse de pie. Una vez más, hablo una de ellas...

- ¿Goa o House?

- ¡Phsycodelic! – dije casi gritando.

Las monedas estallaron en sonoras y cadenciosas carcajadas y me invitaron a bajar con ellas a una supuesta fiesta donde se suponía habría mucha diversión a altas velocidades con embriagantes maquinas de múltiples colores. Mis miembros se relajaron como llenados por un bálsamo... me dirigí sin asombro y casi familiarmente junto con las monedas por aquella compuerta que, pensándolo bien, era en realidad una alcantarilla...
Después de caminar alrededor de 30 min. entre túneles y atravesar extrañas puertas, llegamos a una estación del subterráneo, que no había sido construida por mis peculiares guías. Luego de varios intercambios fraternales de despedida, una de aquellas monedas deposito otras de su misma especie en mis manos, y me invito a divertirme en las maquinas expendedoras de boletos. Al ver hacia las maquinas casi me orino: despedían colores como chorros de agua pesada sin presión. Me senté cómodamente y empecé a jugar hasta agotar todas las “pequeñas monedas”...
Gire mi cabeza aburrido y solitario, visualizando el clásico reloj de grandes números rojos, señalando que eran las 7 de la noche. Me levante y pude comprobar, desconsoladoramente, que las salidas estaban cerradas, y absurdamente no podía tomar el subterráneo pues no tenia boleto, sonreí de manera franca ante tamaño enredo rocambolesco. Lo único que logro consolarme era que por lo menos en las estaciones, ahora había baños.
Traspuse la puerta del pequeño baño, y casi instintivamente supe que este era un tipo de baño tipo hotel, es decir, compuesto de 2 puertas que suelen dar hacia 2 habitaciones o 2 espacios distintos.
De pronto, sonó un teléfono al otro lado de la 2ª puerta, y al abrir, me encontré con una espléndida terraza sobre una meseta que dominaba toda la ciudad. Me quede mirando relajadamente... Solo fue el repetitivo ritmo del teléfono chillando, lo que me obligo a levantar el auricular...

- Son las 7:11 pm. – dijo una voz mecánica

Colgaron... Al girar mi cuerpo ya desarticulado, observe que la terraza estaba llena de mucha gente conocida. Los saludos y copas empezaron su vorágine dentro de la imprevista fiesta. Yo parecía un recién llegado entre (para muchos de los asistentes) lo que se estaba desarrollando desde hacia mucho tiempo...

Mis ojos no paraban de bailar sobre los cuerpos y cabezas de las 171 personas que plenaban aquella terraza. Multitud de disfraces y formas sombreriles eran iluminadas por extrañas luces de formas fractalicas. El desenfreno en las voces y ruidos, propios de una gran fiesta, iban en un demoledor aumento y ya en mí la sed empezaba a hacer estragos, tanto que mi garganta no podía emitir ninguna palabra. Era una especie de mutismo voluntario pero sujeto a reglas muy precisas: sino hablaba podía percibir fenómenos no-comunes que se hacían cada vez más encriptados, turbulentos, mordaces...
Las copas de los asistentes (en variados y atractivos colores) mostraban un liquido viscoso, que a primera vista me pareció repulsivo, pero al irme acercando al calor de la fiesta, pude ver que simplemente estas personas sorbían en cantidades exorbitantes...
¡Compotas! Si, solo comida para bebes en sabores sospechosos; voluptuosos brebajes que salían de unos dispensadores con formas de cabezas-maniquís... ¡Cabezas frías de muñecos viscosos!...
¡Si señores!, estas neveras tenían una atractiva forma de mostrar como algo tan sencillo, puede llegar a declararse en la moda como algo novedoso y especial.
Me pareció asombroso y efímero, quizás eran la misma definición de las cosas lo cual me llevo a pensar en la mala suerte de los números, en la maqueta de hilo-vidrio en que se había convertido la ciudad... Su vista desde la terraza lejana, la hacia ver tan efímera como una estación espacial, era la estratosfera, era el roce de mis zapatos...

Estoy viendo mis zapatos caminar de vuelta a mi pequeño departamento... en el trayecto me detengo ante el saludo insistente de los colegas en la calle intermedia; tomo una cerveza entre saludos y brindis, un cigarrillo se deja encender... la mirada que se levanta en el humo se convierte en un perfecto reflejo...
En una luna llena, en una bocanada de aire limpio...




Escrito por Parafrenia a las 03:46 PM | Comentarios (0)

Octubre 03, 2004

Los consentidos del Perico

cocaine.jpg

Escrito por: Newton

Paso de largo por las fosas de su nariz y de la mía, exhalando su vapor mento-alcaloide en una noche trivial, como todas las noches desde los confines de la oscuridad…
Encendió y encendí, el cigarrillo bajo el manto de lo previsible, hipótesis de lo cliché, y logre ( lograndolo ella tambien) vaciar de un trago, el no menos habitual vaso corto de whiskey…
Me dijo y yo te dije, como el espacio se hacia cada vez mas ruidoso (en forma de aspas de licuadora), voces que penetraban por la ventana del pequeño apartamento, desde una concurrida fiesta en el edificio del frente, cruzando la calle…
La onda viajo y escuchamos como el chocar de las copas repletas de cocktail, se confundían con nuestros vasos…
Fuiste a la cocina y yo al baño, nunca volvimos a vernos…

Escrito por Parafrenia a las 10:38 PM | Comentarios (0)

Septiembre 14, 2004

Piratas de carretera

piratas.jpg

Escrito por: Newton


Año 1956. 1 julio. 2:56am
Carretera Petare- Santa Lucia

A una velocidad que superaba los 80 km/h , J.J. (Juan José) y Pablo Cariaco, conductor y ayudante respectivamente, atravesaban la carretera bajo una feliz perspectiva: habían vendido toda su carga de mamones en Caracas y eso les había reportado la cantidad (nada despreciable) de ¡2000 Bs! “El Negro Felipe” como le decía J.J. a su camión, se había detenido 3 horas antes en la ultima estación de gasolina donde él y su ayudante habían aprovechado de comprar una botella de aguardiente y un paquete de cigarrillos. Llenaron los 2 tanques del viejo camión y partieron rumbo a sus casas.
Viernes. La noche era fresca y despejada. J.J. y Pablo no podían tener mejor ánimo en lo que parecía un fin de semana perfecto… El aguardiente encendía cada vez más esos ánimos y la radio dejaba sonar una canción de corte mexicano. De pronto ante los turbados ojos de J.J., a unos 150 mts, algo parecía resplandecer de una manera extraña. Aminoro la velocidad y se detuvo a 30 mts de algo que sus sentidos no podían entender: un extraño objeto con forma ovoide se encontraba en la mitad de la carretera cortándoles el paso…
Rápidamente apago las luces y descendió sigilosamente del camión. Con la linterna y
una escopeta en la otra mano se dispuso a averiguar que pasaba. Pablo mucho mas joven estaba paralizado del susto y J.J. le reclamo en voz baja que se dejara de pendejeras y que agarrara un machete que había debajo del asiento. Ambos hombres en una sobrada dosis de valentía y caña, empezaron a acercarse a aquel objeto con la intención de retirarlo del camino y ellos seguir el suyo. Faltando 5 mts del extraño vehículo, pudieron observar una pequeña compuerta de lo que parecía un acceso y unos extraños aparatos clavados en la tierra…
Pablo no se acerco tanto como para ver la compuerta pero si logro tomar uno de los cilindros en su mano. Lentamente y como venidas de la nada, unas criaturas de 120cm fueron apareciendo alrededor de los curiosos camioneros. El pavor de J.J. y su ayudante empezó a crecer de manera incontrolable al verse rodeados…
En un acto de desesperación J.J. se abalanzo sobre uno de ellos y su ayudante le siguió en el acto…Solo se escucho un zumbido y una fuerte descarga eléctrica. Lo ultimo que vio pablo fue como el cilindro (verde fosforescente) salio disparado de su mano…
El aparato se elevo rápidamente y en un abrir y cerrar de ojos, no era mas que un destello… Dejando la noche sumida en el mas oscuro de los silencios…

18250 DIAS DESPUES (época actual)


Continuara…

Escrito por Parafrenia a las 11:48 PM | Comentarios (1)

Ojo de pez

ojo.jpg

Escrito por: Newton

“El sueño es un invento con forma de aparato electromagnético en la cima de una montaña” (S.S.S.)


Erick paso su tarjeta de letras plateadas con fondo azul sobre el identificador, y la puerta magnética de la compañía (alarmas electrónicas contra incendios) se abrió. Dio los buenos días y se enrumbó por un largo pasillo hacia uno de los ascensores del largo edificio, en pleno centro económico de la ciudad.

- piso 36, que pase buen día.

La suave voz electrónica lo saco del trance casi-hipnótico en que se debatía. Un zumbido procedente de la puerta, siseo sobre sus oídos y dando un pequeño salto, giro a la izquierda, rechinando sus zapatos deportivos sobre el piso de mármol excesivamente pulido. Una vez mas su tarjeta azul le abrió la existencia a su oficina. Tiro un pequeño y enigmático portafolio en un sillón cercano y se dispuso delante del computador, a realizar la agenda pautada para el día y… quizás también para la noche…

Erick paso su tarjeta de letras plateadas con fondo azul sobre el identificador, y la puerta magnética de la compañía (alarmas electrónicas contra incendios) se abrió. Dio los buenos días y se enrumbó por un largo pasillo hacia uno de los ascensores del largo edificio, en pleno centro económico de la ciudad.

- piso 36, que pase buen día.

La suave voz electrónica lo saco del trance casi-hipnótico en que se debatía. Un zumbido procedente de la puerta, siseo sobre sus oídos y dando un pequeño salto, giro a la izquierda, rechinando sus zapatos deportivos sobre el piso de mármol excesivamente pulido. Una vez mas su tarjeta azul le abrió la existencia a su oficina. Tiro un pequeño y enigmático portafolio en un sillón cercano y se dispuso delante del computador, a realizar la agenda pautada para el día y… quizás también para la noche…


Jessica lucia provocativa con ese pequeño bikini blanco, bailando alrededor d la mesa. Era una mujer alta, cabello negro, un cuerpo duro y fibroso, rodeado de un par de ojos intensamente negros. Su piel era suave y blanca, con un ligero bronceado. Sus manos largas sabían como quitar esos pequeños andamios de su piel, y el movimiento de sus caderas hacia delirar a muchas bocas sedientas y a muchas cuentas bancarias…


Irving coloco su cámara con un lente gran angular en una de las esquinas mas transitadas del centro de la ciudad. Este tipo de cámaras le habían sido encomendadas para monitorear el transito en las autopistas y, por supuesto, para el control secreto de una de las oficinas que el gobierno sospechaba que traficaba con estupefacientes. Esta compañía traía material radioactivo para el funcionamiento de ciertas alarmas y para eso necesitaba equipo y materiales especializados, manipulados también por gente experta. Esto les permitía evadir ciertos controles aduaneros ante el desconocimiento y la falta de personas en le gobierno para manipular estas sustancias riesgosamente toxicas.
Irving encendió su portátil y enfoco la oficina, tenia un amplio espectro térmico-auditivo del agente aduanero y de todas sus transacciones vía red. Ya solo era cosa de esperar…

Flint vivía en una pequeña habitación al este de la ciudad. Como cualquier joven veinteañero solía pasar mas de la mitad del día frente a su ordenador: Navegando, pero lo hacia de una manera muy particular…

Un viernes por la noche, en un concurrido bar llamado “La Campana”, el ambiente se abría en un espectáculo de mujeres sumamente hermosas y bronceadas. La banda de jazz deleitaba con notas divertidas sobre las cabezas de los asistentes y los tragos, cócteles, botellas y afines, entrechocaban con el típico ritmo caótico pero acoplado, que siempre le hacia pensar a cualquiera, que una banda no era nada sin sus copas. Flint compro su cerveza, encendió un petardo y se dispuso a despejar de su mente un día lleno de ventanas e interfases…
Su cabeza comenzó a girar desde la barra de izquierda a derecha, lentamente y sin prisa: la entrada, las cortinas rojas, los espejos, las mesas, la banda… y de pronto, ante una exhalación de humo, a su lado estaba esa rubia con sombrero vaquero de color blanco. No sabia como había llegado hasta ahí, pero lo cierto era que ella lo miraba de manera inusual, no era sexual, ni curiosidad, ni siquiera de desprecio… Flint era lo bastante mal parecido como para llamar la atención…
Ella se acerco un poco más y murmuro algo a su oído. La conversación fue larga… muy larga y sedienta…

Escrito por Parafrenia a las 10:57 PM | Comentarios (0)

Agosto 18, 2004

El retorno de 3 seres en un extraño vehiculo y sus 117 puertas

avoid-1.jpg

Escrito por: Newton

I+A recibió un mensaje en la contestadora telefónica. Era una llamada alarmante de R+M, su voz sonaba extraña, como si una interferencia poderosa se hubiese apoderado de la comunicación.

-Tenemos que reunirnos, debo contarte algo curioso. Yo me encargo de llamar a %HW

I+A borro el mensaje y se dispuso a tomar una ducha. El agua corría a raudales sobre su hermoso cuerpo, mojando sus labios y pies en un festín de gotas vaporosas que desaparecían con el frotar enérgico de unas fibras luminosas. Una hora fue suficiente para pensar sobre que papeles debía centrar su atención y casi como un relámpago poso su mirada severa sobre una especie de carta…

I+A recibió un mensaje en la contestadora telefónica. Era una llamada alarmante de R+M, su voz sonaba extraña, como si una interferencia poderosa se hubiese apoderado de la comunicación.

-Tenemos que reunirnos, debo contarte algo curioso. Yo me encargo de llamar a %HW

I+A borro el mensaje y se dispuso a tomar una ducha. El agua corría a raudales sobre su hermoso cuerpo, mojando sus labios y pies en un festín de gotas vaporosas que desaparecían con el frotar enérgico de unas fibras luminosas. Una hora fue suficiente para pensar sobre que papeles debía centrar su atención y casi como un relámpago poso su mirada severa sobre una especie de carta…
En ese momento sus manos empezaron a ponerse rojas bajo el influjo de aquel papel. Tomo el sobre y lo abrió…

R+M colgó el móvil después de dejar el mensaje y su mirada, en el fondo del extraño vehículo, reflejo una sonrisa que ocultaba su tribulación: una carta había aparecido en su buzón de correo. No sabia quien, ni cuanto tiempo tendría de haber sido enviada, el no acostumbraba a revisar nada pero ese día se vio impulsado a curiosear en algo, como si un secreto sueño se lo hubiese mostrado…
Marco el numero de %HW y no obtuvo respuesta. R+M sabia que el tiempo corría a la velocidad de su AVOID y los de la corporación no estaban dispuestos a frenar…

&HW observo un singular cubo que le ofrecía un extraño. El hombre moreno lo miraba fijamente y parecía convencido de lo que ofrecía. %HW rechazo la oferta y siguió bebiendo su cerveza en un pequeño bar de la ciudad-limite. Debía llegar a su refugio y no sabia como lo haría. Miro fijamente a aquel extraño y no dejo de pensar en un duelo entre lo que parecía y lo que verdaderamente estaba por suceder. Tendría que dormir esa noche, en el sueño estaba la clave que le haría construir su maquina caótica…
El retorno de &HW a través de ese aparato que pensaba construir le mostraría las 117 puertas de un hotel que parecía ser una especie de transición hacia una confrontación de mayores dimensiones
&HW vio cuatro criaturas entrelazadas y se dio cuenta que ya no estaba en si; los sonidos no eran coherentes, empezó a dudar… estaba seguro que la conexión implicaba un proceso mucho mas largo…

Una señal convenida revelo la estructura de la nave. Había 3 dados girando y ya no era el azar…

Escrito por Parafrenia a las 05:32 PM | Comentarios (0)

Soy un hidroavion

pilotos3.jpg

Escrito por: Newton

Debía aterrizar cerca de una gran isla para recoger a unos pasajeros que días atrás habían sido colocados allí por un barco alquilado, para que disfrutaran unos días de vacaciones en una de las playas mas hermosas de la tierra. El barco sufrió una avería en uno de sus motores y por eso se me encomendó de manera rutinaria para que recogiera a los infortunados turistas, sin otra orden que la de traerlos a salvo a la costa mas cercana. Lo único que me pareció extraño fue la hora, pero supuse que mis pasajeros habrían requerido un poco de discreción y asumí que eran gente importante o excéntrica o desesperada en salir de allí lo antes posible.
Revise todos los controles, motor y combustible, y con la aprobación de la torre de control, despegue a las 22:05pm con viento a 35 nudos y bajo un techo espléndido de estrellas, planetas y satélites…
Empecé mi ascenso suavemente hasta que toque los 3500 pies de altura, donde me mantuve para conservar una velocidad crucero de 250 km/h, con viento a favor y todo el aparato funcionando a punto…
El viaje duraba aproximadamente una hora, encendí un petardo y me dispuse a disfrutar del viaje; adoraba esa sensación de soledad, me permitía pensar en las cosas que normalmente no hacia en tierra y esa sensación provocaba en mi una profunda reflexión. Me gustaba estar de paso en el aire, auque siendo momentáneo en mí, siempre parecía interminable.
Mire mi reloj, ¿Qué extraño?, eran las 23:35. Empecé a descender hasta alcanzar una altura que me permitiera ver alguna señal de mis misteriosos ocupantes y a lo lejos pude divisar una masa en medio del océano, con una luz que juzgar por su intensidad, interprete como la señal convenida para mi punto de aterrizaje. Baje un poco mas hasta casi rozar las olas, reduje la potencia, subí los alerones y como una seda a través de un cuchillo, aterrice sin contratiempos.
Tire el ancla, infle el bote y me dispuse a remar hasta la orilla de la isla. Reme con fuerza hasta que pude tener el agua hasta mis rodillas, arrastre el bote posándolo en la arena fría y resplandeciente. Encendí mi linterna y comencé a caminar hasta la luz que me había servido de señal…
20mts, 15, 10, no hay señales de vida. Estoy preocupado. 5mts, 3, 1…
Solo estaba allí un pequeño cilindro de aproximadamente 15cm. ¿Cómo era posible que ese aparato emitiera una luz tan intensa que podía verse a mas de 30km de distancia? Sin embargo, yo estaba a menos de un metro ¿y la luz no me cegaba? Sin perder su intensidad podía verse desde cualquier ángulo sin variar su luminosidad…

- Podemos irnos si lo desea…

Gire sobre mi mismo y tenia ante mí, muy cerca, a la criatura mas hermosamente extraña que hubiese visto en mi vida. Su cabello era corto y el tono del color excedía los límites de lo metálico. Enmudecí hasta el punto de ver como sus ojos verdes brillaban con una potencia que me resulto aterradora…
“Aquello” en un par de segundos, tomo el cilindro, y ya caminaba hacia el avión cuando me di cuenta que debía volar de regreso con esa criatura a bordo. Salí de mi estado hipnótico y corrí hasta colocarme detrás de ella… Subió al bote y yo, con una especie de súper fuerza, reme de una manera desquiciada. Nunca mire como iba vestida o si tenía equipaje, la única certeza que tenia era la sensación de que los pasajeros eran varios y no uno solo… Tampoco supe a donde fue a parar el cilindro después que “aquello” lo tomo entre sus manos…
No la escuche hablar en el transcurso del viaje, ni respirar, ni moverse, nada…
Desde ese día no he podido hablar con nadie, he enmudecido…

Escrito por Parafrenia a las 04:50 PM | Comentarios (0)

ADN

cilindros.jpg

Escrito por: Newton

En mi primer viaje hacia la gran montaña encontré un aparato que todavía hoy no logro descifrar de que manera funciona. El artefacto es un cilindro de 13 cms de alto por 7 cms de diámetro, tanto arriba como abajo sus bordes son de un verde luminiscente y en el centro esta ubicada una esfera de color lila-neon.
En el día, cuando la luz del sol a cualquier hora incide sobre el objeto, tres haces de luz color azul se proyecta desde los bordes hacia el centro, formando un pequeño manojo de líneas que cruzan todo el cilindro y en la noche los haces desaparecen para dar paso a un conjunto de espirales que parten de los mismos puntos creando un efecto de un cilindro dentro de otro.
Pero lo mas extraño no es su forma, ni sus colores sino la manera en que se comporta cuando esta en presencia de otra persona: sus colores se intensifican y los haces de luz comienzan una danza de flujos cuasi-electrónicos como si el aparato estuviese enviando una comunicación o tratando de hablar en un lenguaje mimético…
La esfera es todavía mas extraña, porque al rato de haber analizado a la persona o criatura, comienza una serie de rotaciones y translaciones por todo el interior del cilindro, creando nuevos colores y dándole una dimensión hipnótica a todo el conjunto…
He tratado de saber la procedencia del aparato pero solo tiene una inscripción transparente en lo que sospecho es la base del mismo: “K”
No se como se alimenta, ni para que funciona. ¿Cómo llego a esa montaña?

Escrito por Parafrenia a las 03:47 PM | Comentarios (0)

Una criatura sin tiempo

Arbusto-Cafe-au-lait.jpg

Escrito por: Newton

Toda la ciudad apestaba de una manera asquerosa.

Esa fue la primera impresión de McFicus al descender del taxi-cohete. No tenía dinero para tomar otro transporte y decidió caminar sin piedad hasta el centro del paseo mas cercano. Su mirada se ocultaba tras un par de óvalos oscuros UHV. Vestía camisa y pantalón anchos y su cabello, excesivamente ondulado, formaba una especie de arbusto sobre su cabeza.
Su andar pausado lo llevaba siempre a través de calles llenas de risas y asombros en los rostros de aquellos seres humanoides. Era un momento de gran luminosidad, McFicus afino sus antenas y en ese instante algunas frecuencias vocales empezaron su sinfonía a lo largo de sus receptores:

- Mira ese campo lleno de peligrosos hombres. (Murmuro una mujer que parecía arrugada)
- Es una comida muy sabrosa. (pensó una mujer de cabello teñido de rojo) – que apurada estoy…

Los implantes oculares de McFicus comenzaron una veloz y decisiva asociación de frecuencias que le producían un cosquilleo en una de sus prótesis bucales…

- Esos conos anaranjados marcan un limite, es la estación de taxis…(pensaron 2 humanoides; sin conocerse, sentados a 2mts. de distancia entre cada uno de ellos)
- Botemos todo al piso…(fue la premisa de un par de jóvenes humanoides)

Pensamientos y palabras se mezclaban con ruidos aleatorios del ambiente y las primitivas maquinas. Guantes de hule acariciaban largos tubos de metal, cilindros transparentes subían y bajaban en una rítmica sucesión de humanoides acelerados…

- Caminemos sin dirección… (era el pensamiento de muchos)
- Recuerda que debes ser como yo. (decía uno grande a otro pequeño)

Bellas y relucientes criaturas humanoides llenaron el campo visual de McFicus aturdiéndolo con sus sonidos de metal líquido, en forma de torrente de miradas cómplices. McFicus solo pudo enmudecer…
McFicus pudo sentir una gran forma de tristeza, se sentía lejos de su hogar y estaba melancólico. Logro sentarse en un gran espacio y dejo que sus formas frecuenciales viajaran lejos de el…
Ya aquel mundo no importaba, se mimetizo con el color de la ciudad para disfrutar de aquel espectáculo, que a ratos era curioso y a veces aburrido pero era una funcion gratis…
Lleno de incertidumbre, McFicus verifico en su pantalla holográfica-mental las coordenadas del próximo haz de luz que debía tomar…

Camino varias lunas hasta llegar al sitio exacto…
Cuando algún habitante de FITUSLAND se quedaba sin moneda extranjera, podían tomar un transporte gratis pero debía hacerse por medio de una peregrinación hasta un lugar especificado por los maestros del viaje. Esta era una forma de retribuir en información, el costo de direccionar un haz de luz-transportador.

En la noche McFicus encendió una pequeña hoguera y recordó todo lo que había sucedido a lo largo de la travesía por aquel planeta. Procedió a anotarlo todo en una pequeña libreta de papel con un cilindro de grafito bastante gastado…
Se quedo sentado mirando el horizonte de donde vendría el primer haz de luz…

Su cuerpo desapareció a través de una suave brisa…
Siempre es un viaje muy agradable…




Escrito por Parafrenia a las 12:43 AM | Comentarios (0)

Agosto 16, 2004

3 min. para la medianoche

Aura.jpg

Escrito por: Newton

Bruce apretó el acelerador y el prisma electromagnético aumento su velocidad haciendo soltar chispas de las defensas de la superautopista. Paso rozando a otro vehículo prismático y Túnez observo el monitor con ojos relampagueantes. La noche en movimiento crispo sus sensores nasales, haciéndole pensar en el largo viaje que ambos debían recorrer. El contador había iniciado su marcha sin retorno y el Espíritu sin Tiempo flotaba sobre sus cabezas repletas de extrañas y morbosas antenas…
Seria un viaje largo y duro en busca de un antiguo talismán…
Túnez descifraba las coordenadas y Bruce aceleraba hasta el limite de lo no permitido. A cada milla que el prisma se tragaba sin piedad, el punto de reunión se hacia mas deseable. El negocio se convertía en algo más suculento, las miradas sobre el camino se intensificaban…
Interminables nubes de radiación desconocida eran el fondo de unas notas subliminales que plenaban el interior del prisma. Música de poder con muchos metales oscuros, sillas raras, llamadas extrañas…

- llamada perdida: 0212869…

Aparecían los espectros de la maquina, el fallo del sistema…

Veloz el prisma, cortaba el césped de un gran plano coronado por una formación rocosa de imponente fuerza y majestad. El panel de control ya no era suficiente al momento de suministrar información sobre la composición de la roca, y el prisma en un súbito arranque de velocidad desconocida, se desboco directo hacia el filo de aquel gigante imponente al final del camino.
Bruce y Túnez aspiraron una carga de Vendredi y activaron el sistema eyector…
En una explosión seca, las puertas laterales en forma de “L” salieron despedidas con violencia y los asientos en un despliegue de efectos sumamente ridículos, expulsaron a los dos dementes fuera del prisma, para ese momento loco y fuera de control.
La caminata hasta la hipotética entrada fue difícil y a tan solo 250mts, el detector de emisiones electromagnéticas señalo la posición gnóstica de Nevorak. Ella tenía una desconocida procedencia, era nuestro único contacto. Nevorak nos llevaría hacia la entrada, un talismán era el objetivo…
Solo teníamos un inconveniente: ¡el tiempo se había detenido!

Escrito por Parafrenia a las 11:02 PM | Comentarios (0)

Aerolineas Blues Viajes

anne_marie.jpg

Escrito por: Newton

El dia había estado gris y aburrido, inmensos nubarrones y una lluvia pertinaz se estrechaba sobre la ventana de 30 por 100, en donde mi cara tenia una vista del pequeño poblado. Una calle subía hacia el norte dejando ver aquel rostro hermoso de millones de años atrás. Lo recordaba cada vez mas a medida que el humo del salón se intensificaba y las copas no dejaban de chocar…
¿Dónde estará? Era una pregunta clásica casi sin importancia…
Su cabello negro y su suave andar felino eran destellos de energía hidroelectrizada…
En ese instante, las luces parpadearon seguidas de un gran estruendo. Al parecer el clima se aproximaba a su momento más caótico y ella seguía sin desaparecer de mis libros. Sus ojos se filtraban a través de mi mano extendida en días perdidos hace mucho tiempo…
Frote el amuleto y una esfera roja me mostró su rostro; no había cambiado: su sonrisa malvada, sus caderas, aquellos dedos distantes como su hogar, sus insectos…
El localizador emitió un zumbido y un menú holográfico personalizado se ubico en mi campo de visión derecho, mostrándome con destellos verdes, que tenía una llamada en el tele puerto:

/Sunset/ te escucho…
/Mcallister/ debes remplazar temporalmente a N3, aquí te mando tu nueva ubicación: 18* 17” 27ª / 73* 81” 39ª

El mensaje con las coordenadas estaba debidamente encriptado, y mi mano en un movimiento automático levanto el contenedor directo a mi boca. Sentí el sabor de aquellos labios lejanos en mi frente y supe en ese momento que ella no estaba donde yo pensaba. Quizás, estaría vagando por el universo sin sentirse parte de nada…
Había nacido para estar sola. Quizás dentro de mi, quizás dentro cualquiera…

Escrito por Parafrenia a las 10:07 PM | Comentarios (0)

Nombre para un cactus

cactus1.gif

Escrito por: Newton

-Espero su pronta respuesta.

Cerre el portal y me di cuenta de un hecho insólito y trastabillante: ¡no tenía nada que hacer!
Coloque mi mano instintivamente sobre el tablero y la deje tocar sin orden aparente. Nada cruzaba por mi mente, salvo el hecho de aquella sensación curvilínea de las luces que despedían resortes…
Me levante de la suave línea que daba forma a mi cuerpo y recorrí el interminable pasillo azulado en un tiempo que estime demasiado tedioso…
El aire con matices de calor desenterró todo los mundos olvidados en mi último tiempo estelar. No sabia cuando volvería y la espera se cernía como un meteorito sobre la atmósfera. Era una época solitaria, demasiado áspera, inútil. La conexión era deficiente y la información dejaba una textura rugosa en la lengua…
Rizos de rizos en tumultuosas colas de vehículos-transporte empujaron mis ideas hacia un pequeño lugar en el centro de la nada y el todo. Observe la fría estética formación del estanque y configure el sistema de una manera que parecía recargado. Aspire a través de mis implantes y sectorice mis ideas tratando de darle un sentido al mensaje que 5min atrás había recibido…
La llave giro el mecanismo de seguridad y recibí una descarga en le cuello…
No volví nunca de ese sueño…

Escrito por Parafrenia a las 09:29 PM | Comentarios (0)

Agosto 03, 2004

LOS HOMBRES DEL LIMITE

Newton y sus sueños...

historia de detectives.jpg

1

Entre megaestructuras desperté ese día, un día cualquiera.
Azier, un ser extremadamente oscuro, llego por la calle principal en su motoneta Morgan, esas que poseen un numero impar de ruedas y manivelas para el arranque (todo un sueño) notificándome que un nave magnetica conteniendo una carga muy importante, se había estrellado y el piloto había quedado vivo. Me hizo una señal para que lo siguiera.
Al parecer la carga iba en una metacocinilla portátil y según la información que me daba a través de la carretera, varios niños habían sido testigos del accidente y el piloto los había repelido con una especie de arma tubular brillante. En ese instante, la información fluía de su boca como la velocidad de su Morgan: rápida y efectiva.
Siempre Azier con sus trajes oscuros y su música oscura. Había algo aquí que me hacia sospechar que una vez más estaría en una absurda y emocionante aventura. Cosa repetida, pero esto era de un matiz distinto...
Una vez que llegamos al sitio, un tipo especial de desierto, Azier me dejo unos papeles y prosiguió el camino, ¿hacia donde?. Me pareció un acto peculiar, en lugar de dar la media vuelta, continuó. No repare en mas detalles y me adentre en el primer gran cordón de seguridad...
Había agentes de todas las agencias, todos ocupados en sus respectivas anotaciones y mediciones. Mi vista vago entre todos ellos y en ninguno, parecía un lugar ciego seriamente tensado. Todo parecía en su sitio: escombros, hierros retorcidos, aire enrarecido, etc. . Los A.G.E buscaban en todos lados como si esperaran encontrar un aparato o utensilio extraño. Nada, no había absolutamente nada. Excepto una pequeña metacocinilla de hidrogeno, esas que parecen sacadas de una casa - árbol, a unos 500 mts del lugar. Estaba intacta y sabían que procedía del avión pero no le hallaban ninguna relación, mucho menos importancia.
Al acercarme a ella di varias vueltas a su alrededor. Un agente que la custodiaba me notifico que había sido revisada y no contenía ningún material explosivo, radiactivo ó de alguna extraña naturaleza. Rara situacion pero eso era lo que decían los aparatos. Me incline hacia el pequeño horno y aunque no pude salir de mi asombro, abrí la portezuela maltrecha y extraje del fondo lo que en apariencia era... un libro.
Le dije al oficial que me alcanzara un contenedor plástico para evidencias y lo introduje.

- ¿Un libro? . - me dije para mí mismo.

Rumbo al centro de la ciudad, tome el primer distribuidor que me conduciría a una avenida del casco histórico, avenida larga y peligrosa, solo allí me sentía vulnerable y asi evitaba que me siguieran. Logre entrar a una de las tantas estructuras verticales que desafiaban cualquier altura, estacione en el sótano 83, tome uno de los ascensores magnéticos de alta velocidad y en 10 seg. , ya estaba siendo identificado por el censor
Al cerrar tuve una sensación que no me dejo desde que salí del sitio del accidente: estaba siendo vigilado, observado, seguido e identificado pero eso no era lo que acariciaba mis implantes cerebrales, era el libro. En una Era de publicaciones electrónicas de todo tipo y ¿ Qué hacia un libro como esté en una cocinilla como esa?
Tome el libro entre mis manos y pedí al congelador digital un vockatronic. El libro era mediano tanto de dimensiones como de peso, tenia una inscripción en dorado que parecía un hombre sobre un animal atravesando, con una lanza, a otro. Al abrirlo encontré un tipo de letra o lenguaje desconocido para mí y justo cuando me disponía a hojearlo, casi como hecho para ese momento, sonó el videófono a través de la computadora central del recinto...

- Atención. Llamada local. Sector C.C. de origen desconocido. ¿ Lo comunico?

Dude un momento, pero con una reacción casi instintiva me situé delante de la pantalla vertical y di la voz de orden para introducir la llamada.

- No hay mucho tiempo y esta llamada esta siendo rastreada, tengo información sobre el libro, nos vemos dentro de una hora en el bar SAT4. , no falte...

- Pero...

- Se ha perdido llamada, ¿ Desea rastrearla?

Dude una vez más, pero ¿para qué?, si en una hora conocería a nuestro extraño interlocutor sin rostro...
Tome un baño de vapor desinfectante, cambie de traje y al salir observe el libro sobre el escritorio. Lo tomé, había un presentimiento de no dejarlo y menos yo siendo un agente del Estado, sabiendo que era importante pronto cualquier interesado vendría por él ó ¿ por mí?.
Para no caer en ninguna trampa logre situarme en el otro extremo de la calle y permanecí unos 15 min. en una espera deliciosa. Gran cantidad de seres entraban al lugar, me hice una idea de las posibilidades de salir vivo de esta parte de la ciudad a las 12:35 p.m. y logre arrancar una mueca de malestar a mi rostro. Por precaución deje el vehículo y transite por el subterráneo, lo cual me provocaba una satisfacción sádica, tanta oscuridad, tantos seres, todos nocturnos, todos depravados. Ese constante reto de encontrar a la criatura que dominaba el circulo importante de un antiguo poder. Esa extraordinaria fuerza hacia de mi más que un simple colaborador adjunto de la A.G.E., me obligaba cada vez mas a entrar en ese circulo lujurioso...
Mi cerebro implantado había quedado en un estado casi hipnótico, logre mover una pierna y casi automáticamente me vi cruzando la amplia calle hasta la entrada del local, pague 500 créditos por derecho a entrar y accedí a un vestíbulo que se dividía en 7 puertas totalmente iguales, ¿Qué podría hacer?. No había numeración, ni código que ordenara la trayectoria a seguir en ese lugar, puertas limpias y puras, 5 seg. tardé en decidir y entré en la tercera de derecha a izquierda ...
La música sonaba a través del largo pasillo casi interminable, al llegar puse mi vista en todos y cada uno de los seres que componían el lugar y no logre arrancar ningún aviso de extrañeza, ni miradas misteriosas, ni nada parecido. Nadie me miro, tome asiento en una mesa cerca de la puerta y solicite un trago a través del menú digital.
Mi vista se poso en un destello y el trago ya se encontraba en el centro de la mesa, bebí y encendí uno de los vicios mas viejos del mundo terrestre. En ese instante, como una aparición estaba ante mí el extraño personaje, mi reacción en ninguna forma fue natural para este tipo de situaciones. Desde que pose mis visores infrarrojos en MC-21 (cilindro para fumar) hasta devolver la visión al frente, hubo un lapso increíblemente pausado pero al mismo tiempo extrañamente fracturado, como si algo o alguien hubiese intervenido en la atmósfera y hubiese decorado la escena en segundos...

- Tengo información que te interesa y que quiero que investigues.

- Pero...

- Pero antes debo hacerte varias recomendaciones: 1) no debes comentar esto con nadie, tu integridad corre peligro; 2) la difusión de esta información debe ser solo a personas escogidas por ti, solo a tres. Y por ultimo, no dudes de mi identidad ni de la información que se te da. He dejado en tu bolsillo un POW(cartucho con informacion), no te revises. - Al decir esto apretó sus mandíbulas y su voz se hizo poderosamente grave.

- De momento tomate tu trago y disfruta, estas apariciones continuaran hasta que sea necesario y debes estar atento a las señales que aparentemente siguen una estructura compleja no lineal, fragmentada, el libro contiene esa información.

Por un momento desperté del trance en que había quedado: mi entrada al SAT4 había quedado varios siglos atrás. Al intentar mirar su rostro, ¡ no había nada! , era totalmente negro a pesar de la profusa iluminación del local , su rostro no reflejaba ningún tipo de luz . Al mirar profundamente en ese no-rostro ya había desaparecido y en el fondo de mi receptor auditivo de alta exposición, logre escuchar su voz de manera escalofriante cargada de cinismo...

- dime DESS y no preguntes el por qué...

De pronto me vi caminando en esa peligrosa calle acariciando el pequeño pow en mi bolsillo, le hice señas a un taxi autorganico y por primera vez tuve la curiosidad de abrir el libro–enigma, peligrosamente olvidado...
Di la orden de arrancar al taxi y no fije un destino preciso, simplemente le dije que diera vueltas por la ciudad y me dispuse a hojear el libro por entero. Las luces de las autopistas magnéticas me iban mostrando un sin número de símbolos y diagramas que jamás había visto, al parecer era un antiguo libro de invocaciones perteneciente a un ¿ clan secreto?. Logre esbozar una sonrisa porque aparentemente no era tan secreta, había gente interesada en el libro y eso probaba que alguien ó algo conocían el texto y lo que ello significaba, ¿ Qué clase de agente era Dees?, ¿ De donde había venido? . En ese momento empecé a notar un extraño movimiento en la vía: un par de autos negros venían acercándose a una velocidad pasmosa. Guarde el libro, asegure el pow en mi chaqueta de piel y con la computadora portátil AA (tamaño reloj-pulsera), envié un mensaje encriptado a Electrón. Me coloque un par de anteojos y desenfunde dos armas automáticas...
Una lluvia de proyectiles incandescentes paso volando por encima de mi cabello y fueron a parar al tablero, destrozando todo el sistema de navegación satelital automático, en ese momento descargue una serie de proyectiles a uno de los autos pero estos eran regenerables, entonces me di cuenta que era inútil seguir disparando, guarde un arma y la otra mano asumió el control manual de navegación. En 2 seg. logre cruzar hacia una salida de la auto-magnética y me dirigí hacia uno de los centros mas glamorosos de la ciudad .
Los dos autos negros no lograron cruzar debido a su alta velocidad, que yo lo hiciera fue simplemente una reacción suicida, los vi alejarse paralelos desde mi visión periférica y supuse que esto era muy serio. Aumente la velocidad y observe que el taxi recibía una notificación de haber excedido la velocidad permitida para un vehículo de alquiler: 250 millas \ hora, aumente más la velocidad y la central de taxis ya había notificado a la policía que uno de sus taxis estaba involucrado en un tiroteo.
Logre llegar a la intersección autopista-ciudad y abandone el taxi, trate de pagar y el gesto pareció excesivamente tarado además la ranura estaba hecha pedazos, que mal era ser correcto en una situación tan caótica. Alcance una de las cintas transportadoras y la metamorfosis en mi apariencia permitió mezclar mi sombra con la imagen, tomé el color de la ciudad...
El Electrum también se encontraba mezclado con mis sensores y no reaccionaba de manera exacta, las luces parpadeaban sobre mis ventanas tubulares, los colores se acrecentaban y los sonidos de las súper-T y la MPL se combinaban con el humo de los electro-ventiladores de la ciudad que se movía en el subsuelo.
Era uno de esos días en que el color del cielo era de un violeta oscuro (cuando los había) y la rareza del aire era comprimida. Logre caminar unos 2 km. hacia el oeste de la ciudad en 1min., en ese momento me di cuenta de la situación y logre salir de la corriente sub-humana de la calle , entre en un pequeño Co$$ee y dispuse de una cabina personalizada . Introduje mi tarjeta

- Esperando código de conexión. - Anuncio la voz central.

- 60793E

- Si desea algo mas consulte el menú principal. - sentencio la voz
Aparece Electrón en pantalla

- Parece que estas en problemas. - dijo lacónico

- Voy a enviarte una información, nos vemos en Nvelll 830 a las 11:30 a.m.
Al instante introduje el pow en el videófono y la información viajó inmediatamente. Electrón se convirtió en un destello y me dispuse a encontrar un hotel para poder dormir unas horas. Guarde el pow en mi bolsillo y salí del local, camine unos 800 mts antes de encontrar un pequeño hotel donde dispuse de una habitación. El único empleado del hotel me dio la tarjeta y las instrucciones, verificó el pago de 1000 créditos y mostró una extraña sonrisa. Ni siquiera ese detalle tomé en cuenta, subí a mi habitación, caí sobre el manto electrónico y no supe mas de mí. Nunca lo sabria...


2

El reloj despertador sonó a las 6:05 a.m. Logre entreabrir los ojos hinchados y con esa sensación de pesadez brumosa, visualice la pared a mi izquierda y note que mi CP-AA, había desaparecido. Al momento no le di importancia pero empece a notar una ligera y aguda mirada que venia de un cuadro que se balanceaba en la pared opuesta y se proyectaba en el espejo del cuarto de baño. Al momento note una ligera curvatura en el reflejo que me devolvía el espejo, baje el cuerpo, metí la cara entre mis manos repletas de agua y enderece el torso. En ese instante el espejo se hizo unos centímetros más grande.
Ya empezaba yo a sospechar una ligera alteración del tiempo pero trate de hacerme la vista gorda, casi con frecuencia me sucedía y solía pasar cuando DESS estaba cerca. Tuve un claro presentimiento de que estaba por descubrir algo interesante en este caso, un caso del cual no tenia antecedentes. Además mi poca experiencia en hechos sobrenaturales, hacía de esto un ciclo de amplias alteraciones en el espacio-tiempo, cada vez más frecuentes y hasta cierto punto sádicamente desquiciante.
¿Por que me fue asignado este caso?, ¿acaso estaba aquí por casualidad ó era parte de una conspiración mayor?. Todas estas dudas me hacían mas consciente de mi situación. Me vestí, desconecte mi S.C. (Sistema Comodín, suerte de localizador y teletransportador) y abandone la habitación.
El ambiente de la ciudad seguía como la noche anterior: color violeta. Camine unas cuantas retículas en dirección siempre oeste y me cerciore de que ningún personaje extraño me seguía, logre alcanzar un funicular de celdas de combustible y emprendí el viaje hacia el centro de investigaciones de estudios paranormales.
En ese momento me di cuenta de que tenia como 3 días sin ir a mi casa, mal bañado, sucio e histérico. Saque una tableta de mi chaqueta y me la trage, era un poco de Vampiril...
Supuse que estaba delirando pero lo cierto, es que por alguna extraña maquinación extra-cerebral, este caso empezaba a tener cierta dosis de vampirismo y fue demasiado cómico como obtuve esa certeza.
Reste importancia al asunto y asumí una postura falsamente meditabunda.
El funicular detenía su marcha y empezaba a producirse el desembarco hacia el C.I.P. (centro de investigaciones paranormales)
El C.I.P. era una amplia estructura conectada por puentes de cintas y vehículos que obtenían la suspensión por antigravedad y combustible barato (hidrogeno)
A través de mi localizador obtuve la posición de mis movimientos y me dispuse a recorrer lo que seria un amplio periplo de pasillos interminables y puertas ocultas a la imaginación, era un lugar donde debían investigar cuan profundo podia ser el sentido del maldito libro...
Traspuse la puerta principal y me dedique a observar los extraños rostros que poblaban el recibidor central, era un ambiente quirúrgico de largos y extensos pasillos...

En un momento del viaje Newton se sintió un poco calmado en la enmarañada, terrible y periférica ciudad. Esa ciudad arrullaba sus deseos y expresaba la comprensión de una existencia anormal, juzgar no era su expresión como método de crear actitudes, eran desvaríos producto de la altura a la que se desplazaba el funicular express. Montañas en movimiento descubrían un nuevo universo de tecnología barata, grandes edificios en formas increíbles rompían la gravedad, lo electromagnético era producto de la energía que emanaban los centros nebulosos.

Mi vista empezó a tornarse verde con atronadores descargas de ramificaciones circulares, esto empieza a complicarse y no sé si llegare a tiempo para hablar con Electrón. En unos segundos el funicular abrió sus puertas dejando ver una espectacular estancia totalmente forjada de Metaliridio, no había personal humano ni androide, solo un pequeño aparato desechable que se entregaba a los visitantes en el telepuerto a través de una maquina dispensadora. Coloque el pedazo de metal en mi lengua y enseguida pedí instrucciones de cómo llegar hasta el área de Materias Extrañas, el aparato me mostró una carta de navegación holo-video, en donde conseguí ubicarme y ubicar el Area 9, así denominada por el mapa. Encamine mis pasos hacia la transportadora y me deje llevar en un agradable y solitario paseo...
A lo lejos observe la estructura poliédrica, el indicador era minucioso y en unos segundos me encontraba ante una de las tantas puertas alineadas, seriada con el # 11309E. Se abrió con un suave sonido esponjoso, cruce el umbral descubriendo un laboratorio típico de la época: papeles regados, dos ordenadores emitiendo datos y una vista del acantilado solo apreciable desde allí.

- Espero que no se le haga molesta su estadía.

Gire y pose mis visores en una criatura de cabello brillante.

- ¿Es usted la Dra. N.?

Me miro con aire de furia, encendió un M-25 y extrajo de su mano un tele-reproductor...

- Introduzca el pow en la unica ranura que ve en el escritorio. – Dijo sin inflexiones en su voz.

Di un paso lateral casi felino y toque el arma que ya salía por debajo de mi brazo. Para la criatura de cabello azul-fascinante no le fue necesario molestarse; me quede paralizado, el pow salto de mi traje y fue a parar a su mano. Rápidamente recobre la movilidad pero ya no tenia sentido.

- Observa, esto es lo que siempre se manifiesta al colocar esta información en contacto con organismos implantados.

En ese momento la habitación empezó a plegarse y desdoblarse, ¿ ondulaciones temporales?. Me pareció recordar su rostro en un tiempo parecido y fragmentado, en una megaestructura ó en un viaje esporádico...

- Necesitamos descifrar que tipo de lenguaje usaron estos jodidos implantados para crear Electrum , falta una pieza y creo saber donde encontrar la clave: unos escritos han sido distribuidos en la red de manera desordenada pero todos provienen de un libro recuperado y producido de manera antigua...

Demonios, ¿donde esta el libro?. En ese momento no logre recordarlo...



3

Sali apresuradamente del C.I.P. y en el camino suspire de alivio al recordar que habia guardado el libro en uno de los ductos de ventilacion de la habitacion del hotel. Esta situacion ya empezaba a cansarme, mi memoria high- index empezaba a deteriorarse y eso me hacia consumir mas tabletas de Vampiril. Despues de un viaje relativamente corto, entre vilolentamente al vestibulo del pequeño hotel.

- ¿Desea la misma habitacion?. - pregunto el empleado de risa sardonica

Asenti con un movimiento seco de mi cabeza-implante y lo mire de soslayo. El INput (especie de implante para aumentar la capacidad psiquica) lanzo una descarga. Algo se estaba tramando...
Abri la puerta de la habitacion y fui directamente a recuperar el libro, lo introduje en mi chaqueta y en fracciones de segundos mis sensores de seguridad perimetral espectrografica detectaron una serie de movimientos fugaces dentro del hotel: piso 15 y sigue subiendo...
Tome el color del hotel como camufaje y me dispuse a enfrentar a los implantados. Al abrir la puerta, observe como en el amplio pasillo se producian numerosos destellos dorados, active el control de levitacion-difusor magnetico y empuñe mis 2 armas hacia ellos con firmeza...

Newton empezo una lenta y metodica separacion de la puerta que ya estallaba bajo una rafaga relampagueante de proyectiles. Por supuesto era un recurso violento para despistar sus verdaderas intenciones: los Implantados cruzaban las paredes cuando eran autorizados para tal fin y este caso no era una excepcion para la agencia.

Descendi por los ductos de movimiento vertical y en segundos ya me encontraba en una calle de transito magnetico ligero. Recorri 500 mts. sin que nadie pudiera verme, tenia que encontrar un refugio seguro hasta mi cita con Electron, entonces se me ocurrio emrumbarme hacia el centro de convenciones I-omega, donde un analisis visual de mi implantes me proporciono la informacion de que se desarrolaba una convencion 200 mts. diagonal a mi posicion.

Como si estuviese poseido por una extra-vision, Newton se agacho, girando sobre si mismo y esquivo uno, de varios proyectiles que fueron a estrellarse en los cuerpos de los asistentes y guardias de seguridad justo en la entrada de la convencion. Sus piernas sacaron a relucir una especie de metal bifurcado como una horqueta que le salia de los femorales posteriores y se le incrustaban en los tendones tobilleros

Logre dar un salto, que algunos les parecio aterrador, creando una difusion temporal en el vestibulo de la convencion. Todo fue confusion mientras los proyectiles surcaban por todos lados a mi alrededor.
Luego de varias decenas de segs., los Implantados perdieron mi pista, creyendo que habia dado un pequeño salto cuantico se pasaron a otra frecuencia.

Newton espero unos minutos y reaparecio sutilmente detras de una pared mezclado con los asistentes del gran salon de convenciones. Le salio al paso un agente de seguridad, dejo ver su identificacion como agente de la A.G.E. y cruzo el portal electronico.
Una grata sorpresa le esperaba...


4

Dentro del gran salón de conferencias, una gran masa de seres se preparaban para la intervención de una de las mas grandes corporaciones que, hasta ese momento, controlaban los sistemas de transportación masiva. Su nombre: C.C. (Corporación Comodín)
Esta corporación había diseñado el STP (sistema de tele transportación personalizada) el cual consistía en una pequeña caja de apariencia minimalista pero de complicado funcionamiento.
Este sistema, ampliamente utilizado en las industrias para la transportación de materia prima estelar y el descargue de desechos tóxicos hacia la s estrellas, se había convertido en la tecnología mas rápida y barata que existía en todo el mercado. Era esto causa principal de guerras y sabotajes por el control del Gran espacio. La tecnología utilizada era un secreto neutrico del cual solo se sabia que si se podía crear un atractor, este se convertiría en un impulsor en donde todos los puntos atraídos fuera del mismo, se proyectarían hacia espacios caóticos de perfecta reproducción infinita...
La C.C. deseaba ahora conquistar el movimiento de los vehículos simplemente anulándolos y planteando una nueva forma de moverse: mas rápido, seguro, cómodo y sobretodo al costo mínimo. La necesidad de conectarse mas rápido a mundos potencialmente distantes, establecería la diferencia entre los seres corrientes y las criaturas con un gran espectro universal.
A pesar de mis cavilaciones, note que una extraña criatura no dejaba de mirarme. Era un ser muy hermoso y ágil porque antes de que pudiera ajustar mi visión, ya la tenia a mi lado. Mi reacción fue de sobresalto entre premeditado y gracioso.

-Dime que no utilizaste el STP. – susurre
-Solo fui rápida. – dijo cínicamente y prosiguió: - Tengo una entrega para ti...

Una vez mas alguien tenia algo para mi. Mi cara fue de asombro fingido, logrando arrancar una risa contagiosa de la criatura hermosa...
En un instante que se me antojo simultaneo, pude ver que portaba una credencial de la C.C. que la acreditaba como un Asesor Abstracto. Retrocedí un paso y me dispuse a desvanecerme, cuando ella dijo:

-Mañana, 7:00 am en punto en la sede de C.C. ...

No alcance a escuchar mas porque ya había accionado el sistema de escape furtivo, dejándome a 76 mts. del punto de activación inicial. Seguí caminando y pude ver el caos que habían originado los Implantados en el fuego cruzado. Enseguida recordé mi cita con Electrón, y casi como un sobresalto, ya me encontraba abordando un taxi..
Creo que llegue a escuchar su nombre: LOO, fue lo ultimo que percibí...


5

Una vez en el taxi indique la dirección del bar que Electrón me había señalado. Verifique a través del anti-localizador que ningún objeto o criatura estuviese siguiendo mis pisadas.

Newton inspecciono uno de los bolsillos de su chaqueta y se encontró con que junto al libro, había una tarjeta de tamaño diminuto. Extrajo la tarjeta y observo que llevaba grabado el logo de la C.C.
Sin perder tiempo, deslizo la tarjeta en una ranura vertical de su reloj y comenzó a observar una serie de secuencias moleculares en su visor solar. Al principio no atino a descifrar el contenido pero a medida que se aceleraba el flujo de información, le pareció reconocer ciertos símbolos. Rápidamente saco el libro y empezó a hojearlo.

“ hay una relación aquí verdaderamente aterradora” – pensó

Guardo el libro y estableció un puente de transmisión de datos entre el y Electrón. Al momento respondió:

-Estoy en camino. Esto se esta poniendo alucinante...

Cerro la transmisión y Newton se reclino en el cómodo sillón texturizado del taxi.

-Música phycodelic instrumental

Las notas de Nostrom-Us invadieron el espacio presurizado del vehículo, y sus pensamientos le abrigaron con un flujo de preguntas...
¿Qué tipo de estructura molecular era capaz de desatar una voraz persecución en su búsqueda?
¿Era acaso ese libro e poseedor de esa formula?
Era evidente que alguien o algo estaba protegiendo su secreto o estaba tratando de potenciarlo. No solo era el comercio lo que movía a esta red, era algo de paralizantes intenciones, era la conquista de un poder que los haría Absolutos...

Newton empezaba a sospechar de la existencia real de ese poder. El mismo ya estaba envuelto en esa madeja de incoherencias, lo que le hacia pensar que ya no tendría regreso. Retorno que ya empezaba a despreocuparle...
Observo el indicador de la distancia y vio que faltaba 1 km. para llegar al bar nvell830. Saco una de sus pistolas de pulso electrónico y disparo sobre el sistema de navegación automático. Rápidamente tomo el control manual y estaciono el taxi en una calle poco transitada. No se preocupo en pagar. Saco una pastilla plana de explosivo gomoso, la pego a la tarjeta con el logo y la lanzo dentro del vehículo. Al estallar, Newton ya caminaba a unos 225 mts. del sitio...
Su violencia era señal y advertencia de que estaba empezando a divertirse con el juego y que además quería jugarlo...

CONTINUARA


Escrito por Parafrenia a las 11:27 PM | Comentarios (0)

Abril 10, 2004

10 canciones: 30 min.

monje.jpg

Texto: Newton

1:33 AM

La música sonaba con gran fuerza. Las voces, vasos y zapatos se podían oír en todo el valle de la ciudad. El lobby del hotel, enclavado en lo más alto de la montaña, rugía con toda su carga de perfume y sexo. Las drogas bañaban con sus encantos los cerebros de múltiples batracios con antifaces…
Despierto el vigilante, vio salir una sombra de lo alto del edificio cilíndrico: trajeado para la ocasión el Monje Tecnológico, froto sus nudillos, y la corriente que se genero, no parecía ser de este mundo. Fotograbo la pista de baile, y esa corriente extraña, comenzó su carrera embriagante. Descorrió las cortinas y los baños colapsaron en una gran explosión.
Sonrió con esa boca venida del otro mundo, paralizando toda energía, paralizando este bolígrafo…
Detono una serie de bombas y todo se convirtió en un sin sentido…
Irracional como él solo sabía hacerlo, lleno de poder silencioso e inexplicable…

Han pasado varios minutos y se ha logrado evadir. Nunca llego a verse…

4 mujeres huyen, el sabe que debe acumular energía.
Nuestro monje es poderoso, ellas no saben nada hasta hoy…se les ha acabado el tiempo…

Continuara…

Escrito por Parafrenia a las 11:32 PM | Comentarios (0)

Marzo 29, 2004

VORAHNUNG (premonición) 1ª. Parte

premonicion.jpg

Escrito por: Newton

Lucky Lucas era el saxofonista de una pequeña banda de jazz, formada por un grupo de amigos de la niñez: Billy “jose” Chuck, Tom “mamelardo” Chezz y Louis “rizos” Baviera. Juntos, era lo que ellos llamaban: STARS* BAND and the POORBOYS.
Todas las semanas de jueves a domingo, los “chicos pobres”, solían animar un pequeño club nocturno en el sur-este de la ciudad. Era un local muy concurrido y lleno de hermosas mujeres, en donde no faltaban las drogas, bebidas y demás negocios turbulentos, propios de una ciudad convulsiva y poco prohibitiva.

Lucky Lucas era el saxofonista de una pequeña banda de jazz, formada por un grupo de amigos de la niñez: Billy “jose” Chuck, Tom “mamelardo” Chezz y Louis “rizos” Baviera. Juntos, era lo que ellos llamaban: STARS* BAND and the POORBOYS.
Todas las semanas de jueves a domingo, los “chicos pobres”, solían animar un pequeño club nocturno en el sur-este de la ciudad. Era un local muy concurrido y lleno de hermosas mujeres, en donde no faltaban las drogas, bebidas y demás negocios turbulentos, propios de una ciudad convulsiva y poco prohibitiva.
Lucky trabajaba el resto de la semana en una emisora de radio como operador de audio. Eso le permitía conocer personas del medio y relacionarse con músicos, locutores, ingenieros, etc., en un verdadero mundo lleno de cables y sobresaltos musicales.
Pues, como toda historia, sucedió una noche de junio a las 3 de la madrugada. Lucky había tenido una semana difícil y, a veces solía pasar, se quedo dormido en la cómoda silla de trabajo; las piernas en el tablero y la cabeza echada hacia atrás. El computador tenia toda la música programada para el resto de la noche, así que no había de que preocuparse…

“En sueños pude ver unas figuras en el cielo formadas por la voluble brillosidad de las estrellas: una de ellas era una especie de Dios-hombre sobre un caballo y la otra era un Ángel blandiendo una espada, justo detrás del Dios-hombre. ¡Pude verlos con tanta claridad e intensidad…!”

Cuando Lucky abrió los ojos sobresaltado, solo vio su boca presionada en la boquilla del saxo. De manera furiosa, el instrumento rugía de puro placer, y el sonido de las copas se hacia mas intenso. Lucky no se sorprendió del paso del extraño sueño a la pequeña tarima del local, excepto porque esta vez había una rubia, exóticamente bella, coronada por sombrero blanco tipo americano. Ella no le quito la vista…
Lucky solo volvió a cerrar sus ojos. Estaba seguro que esa mujer era una premonición…

Continuara…

Escrito por Parafrenia a las 12:04 AM | Comentarios (0)

Marzo 28, 2004

INTERCEPCION DE UNA GRABACION (dialogo telefónico)

PARA-INFOR-2.jpg

Escrito por: Newton

Voz Desconocida: … y si usted desea ayudarme, tenemos que saberlo todo. ¿Cuándo llegaron aquí?

Voz hipotética del narrador: llegamos esta mañana. En el aeropuerto tuve una extraña idea.

VD: ¿Cuál?

VH: la de visitar ese antiguo vecindario, hay algo extraño en esa casa. Creo que no había venido en 25 años.

Voz Desconocida: … y si usted desea ayudarme, tenemos que saberlo todo. ¿Cuándo llegaron aquí?

Voz hipotética del narrador: llegamos esta mañana. En el aeropuerto tuve una extraña idea.

VD: ¿Cuál?

VH: la de visitar ese antiguo vecindario, hay algo extraño en esa casa. Creo que no había venido en 25 años.

VD: ¿así que estarán allí?

VH: realmente no fue planeado. Fue algo inesperado, una idea de ella

VD: lo escucho

VH: tomaremos un taxi hasta la calle Intermedia, allí nos esperaran. Ella me dijo algo acerca de unos sonidos en su celular. Estoy un poco preocupado, vi como le temblaban las manos

VD: ¿sabe que tipo de… ruidos?

VH: irregulares, como burbujas según ella. Desde el avión viene muy alterada, como si a cada paso estuviera en esa línea temporal…

VD: ¿a que hora es la entrega?

VH: en 8 horas, aproximadamente

VD: ¿la casa esta abandonada?

VH: no lo se, quizás no…

VD: deberá usted quedarse entre 15 o 20 minutos. Luego, debe abandonar el lugar

VH: ¿y luego que?

VD: utilice las ventanas, las ampollas tienen que estar en su poder. Nos veremos en 3 horas a partir de la captura. Busque en el baño, allí encontrara la dirección…

Final de transmisión. CLICK típico de cuelgue.

Escrito por Parafrenia a las 11:14 PM | Comentarios (0)

Marzo 03, 2004

CAFÉ CERETON

bar2.jpg

Por: Newton

El liquido verde empezó a fluir en las palabras que brotaban de su mente, divagando entorno a muchas cosas junto a ese piano que se tornaba cada vez mas zigzagueante como el péndulo de un hacha sin verdugo.
Estaba P2 viendo su soledad transitar en forma de notas musicales con leves toques destellantes. Era un moderno lugar, le dio un sorbo al contenedor y respiro profundo como cuando se busca atenazar todo el aire...
No sabia hasta que punto desvariaría en la búsqueda de los limites entre verdad absoluta y engaños infantiles, dicotomías de un día muy loco y particular.
A2 se había marchado de su vida, mujer pueril y mundana: solo el roce metalizado la hacia sentirse libre, sin ataduras; posiciones a contraluz de formas y líneas. Era su vida una existencia llena de lugares y personas dispares, era la reina en la rueda de los 6 agujeros...
I2 era la criatura mas confusas de todas las conocidas, estudiar su forma era determinar el sufrimiento y llevarlo a un pedazo de papel con figuras geométricas. El piano sonaba en la cabeza de P2 con canciones tristes. ¿Qué es un cereton?. Sus pensamientos volaban en un espacio de melancolía y suave dulzura derretida. Una y otra vez las situaciones entre conocidos y afectos sucedían sin cesar, sin detenerse. Su cabeza divagaba en una profunda reflexión mirando su contenedor, no sabia que escribía y mucho menos si lo hacia bien...
La cálida tarde transcurría sumergida en situaciones volátiles que lo llevaron a la contemplación de esa luz particular en los atardeceres, sin viejos afectos ni conocidos cercanos, solo era la suave brisa de septiembre bañando las líneas en su portátil gastada. La flecha se movía con rapidez y la circulación se acentuaba al compás de las notas del piano que no dejaba espacio para el silencio...
Las megaestructuras se alzaban en un contraste defectuoso con la tarde, P2 deseo no estar allí, le parecía cosa de mirar y cotejar latitudes. Se imagino en un campo sin nombre o lugar, era surrealisticamente fascinante, solo que el piano seguía su escalada de notas y le hacia volver a su árbol de ramas extensas. Eran sus días de café-bar; el perfume de las divergencias y los créditos para el contenedor, días de seguir y no continuar, paradojas de mundos que no chocarían...
El liquido verde empezó a fluir en las palabras que brotaban de su mente, divagando entorno a muchas cosas junto a ese piano que se tornaba cada vez mas zigzagueante como el péndulo de un hacha sin verdugo. Su risa esbozaba un calor en sus palabras, sintiendo una especie de alivio a su angustia de saberse mas viejo y mortalmente "implantado". Había imágenes de un pasado tan cercano como las horas de un puto reloj sin cuerda.
No vio la imagen de A2, tampoco a I2, no vio conocidos en el fuego de la carretera, solo percibió las notas de ese piano hijo de puta, no lo odiaba, era solo que tomaba las líneas de sus escritos y los imprimía en una hoja de papel desordenadamente. Ya no sabia si la realidad era más cruel que la melancolía, odiaba todas las cosas y las amaba con la pasión de un moribundo...
Imágenes de sexo, mentiras, lugares, dulces sueños de sillones, hombres sin casa ni destino.
P2 dejo caer la conexión, se dedico a pensar y orientar sus ideas fulgurantes llenas de visiones, percepciones extrañas como tormentas de humo. Se sintió feliz al saber que como él, hubo y habría seres destinados a poder relatar los sufrimientos en la vida anormal de los hombres.
Su contenedor había sido fiel hasta el termino de sus limites y se dio cuenta del tiempo que había de pasar para sentirse con mas presencia en la soledad, quizás...
P2 viajo en su mente hacia el momento en que podía entrar por la ventana de un cuarto donde reposaban sus temores, se acerco a ellos y los beso. Observo lo traslucido a través de un arco de múltiples tonos, rayos que imprimen calor como ordenadores de realidad virtual, cámaras de vídeo adaptadas a la piel bajo las cejas. Se sentía un hombre sin suerte pero con las circunstancias de su lado.
P2 ya no debía seguir transmitiendo esa información, algo inmaterial oprimía sus respiradores de manera palpable, dejo de lado su silla porosa y retomo los pasos de la ruta 331 a la cual pertenecía. Pago sus créditos y abandono el puto café-bar, quizás iría a otro, no lo sabia, ni siquiera sabría si hubiese otro café-bar cerca...

Escrito por Parafrenia a las 09:07 PM | Comentarios (1)

LA ESQUINA

pildoras.jpg

Escrito por: Newton

Presione la clave de seguridad y un ligero sonido me indico el estado de mi barraca: todo en orden. Deje mi retromedidor en el piso de rejilla y en ese momento tuve una fuerte disociación de espacio-tiempo. Como un autómata, salí de mi cubo y empece a dirigirme hacia la superautopista.
Serian las 6:00 p.m. cuando sonó el timbre de salida del trabajo, los hombres que construían el centro de investigaciones estaban muy cansados y se preparaban para realizar las labores de descanso. Había que atravesar un largo camino a través de una vegetación tupida y los animalejos propios del lugar empezaban a producir sus extraños y monótonos sonidos, el calor se iba disipando gradualmente y la estrella dejaba de producir sus extraños rayos para convertirse en un espectro de colores que maravillaban y, al mismo tiempo, desataban profundos temores en estos hombres. Hombres recios, forjados al calor de las maquinarias de grumos sintéticos, material altamente resistente y de bajo costo. Estos hombres de apariencias desconocidas y venidos de lugares no menos conocidos, carecían de rasgos sutiles. Eran hombres de espantosas facciones y sin embargo la caída de la oscuridad les producía miedo.
Yo iba entre ellos en el retorno a las barracas, sin pensar, cansado y sudoroso; en un brazo el retromedidor y en el otro colgaba un cigarrillo. Era particular, tenia la sensación de que ese día, a partir de ese momento, se había convertido en una ilusión. Empece a experimentar perturbadores pensamientos y alucinantes visiones. En ese momento decidí separarme del resto para analizar, si es que era un análisis, si ese día me pertenecía ó era simplemente un día más.
Presione la clave de seguridad y un ligero sonido me indico el estado de mi barraca: todo en orden. Deje mi retromedidor en el piso de rejilla y en ese momento tuve una fuerte disociación de espacio-tiempo. Como un autómata, salí de mi cubo y empece a dirigirme hacia la superautopista que estaba a 1,5 km. No sabia que pasaba pero una oscura fuerza estaba dispuesta a mostrarme una visión espantosa de ese mundo que yo ayudaba a construir...
Al llegar a la superautopista, los blindados surcaban a alta velocidad haciendo chirriar los rieles de inducción electromagnética. Revise en mi cinturón y extraje un pequeño cilindro de color amarillento, chupe la mezcla y queme el contenedor. Esta era una forma de pasar indetectable ante los sensores que vigilaban el transito en las superautopistas; el transito circulatorio no estaba permitido pero era la única manera de llegar a los distritos reguladores. El juego era claro, te traían en un blindado, sin escalas, y te sacaban de allí también sin escalas. Pero para soportar el viaje te daban una dosis de ese cilindro, este era distribuido en dosis cuantificadas ya no solo para el viaje, también para el trabajo y para dormir. Sin darte cuenta, el cilindro era la base de todo incluso cuando olvidabas que el cilindro empezaba a desaparecer.
En el trayecto no había ningún referente, era un trayecto largo sumido en una total oscuridad, una extensión larga; nunca conté los pasos, nunca pense en volver, ni encontrarme a alguien, era un estado mental tedioso y despreocupado con la oscuridad como aliado. Camine lo suficiente para darme cuenta de que una luz empezó a descubrir mi presencia, era la luz que provenía de uno de los distritos. Repentinamente, empece a reaccionar y ni siquiera tuve tiempo de decidir si seguía de largo pero ¿adonde?, ¿para que?
La luz había invadido mis pupilas atrofiadas y una serie de rostros empezaron a desfilar ante mi. Las luces se multiplicaban, difuminándose refractariamente en una interminable panoplia de colores desconocidos. Todo parecía hermoso y ordenado; paredes interminables de un aspecto metálico con líneas a modo de grietas, formaban placas de una regularidad aplastante. A pesar que no visualice ninguna esquina, la apariencia de las grietas daban la sensación de que existían. Grupos de personas se apostaban en esas intersecciones con actitudes sospechosas...
A medida que avanzaba, las miradas empezaron a rastrear mis movimientos y yo creia estar más seguro, la mezcla del cilindro a dejo de hacer su efecto por la forma en que me miran y eso me complacia.
Tanta seguridad me llevo a detenerme en una grieta que estaba sola, cosa no común al parecer, por la cantidad de personas que hay en esta especie de corredor esquinado. En ese momento ante mi asombro, que empezaba a tomar rasgos desproporcionados, note que había pequeños cubos a la altura del abdomen, distribuidos cada 3 grietas, y parecían no tener fin.
Al dar la vuelta sobre mí, mis pupilas se afinaron al ver exactamente uno de esos cubos al total alcance de mi brazo, en principio no supe que hacer y sentí como varias miradas se posaban fugazmente en mi, alargué el brazo en un movimiento reflejo-intuitivo y como por arte de magia, se abrió una ranura dejando caer un cilindro. En ese momento me di cuenta de que esperaba que eso sucediera, pero me era imposible explicar mi reacción de alegría al ver lo fácil como se obtenían los cilindros aquí, así que sin esperar lo rompí y chupe su contenido. Al quemar el contenedor escuche risas como si varias personas disfrutaran con mi espectáculo, me di la vuelta haciéndoles una mueca, algo raro en mi, y me dispuse a disfrutar esta anómala cápsula.
Esta no era igual a las demás, era más suave y relajante. Empece a tener una especie de clarividencia y note que los trajes de los demás seres eran diferentes, tenia una cantidad de tiempo considerable vagando en el distrito y no fui capaz de notar ese detalle, ¿curiosidad?. Mi cuerpo ya pertenecía a la grieta y mi visión pertenecía a todas las luces y personas de aquel lugar, mis pensamientos eran claros y egoístas hacia un cubo que seguía expandiéndose cada vez que mi brazo se alargaba hacia él; no había manera de parar y eso era una actitud mal vista, un comportamiento desigual. Ya las personas no eran tales y empezaron a dejar de importarme, la grieta se ensanchaba dejando ver una profunda y delirante oscuridad, en la cual yo disfrutaba mi posición de estar en la encrucijada de un mundo conocido en el presente y uno desconocido por el habito.
En ese momento de profundas desigualdades, la grieta diagonal donde yo estaba se ensancho de tal manera que dejo espacio para una súbita aparición: un blindado de color dorado. Todas las miradas se posaron en el descenso de 2 implantados que se dirigieron directamente hacia mí. Esboze una muy buena y ridícula sonrisa...

- El cónsul quiere hablarle. – hicieron una pausa y sentenciaron. – Ahora.

Asentí con un movimiento enérgico pero lento, cruce el foso metálico y me detuve frente a lo que parecía una ventanilla, bajo las luces titilantes el blindado paso de dorado a traslucido y una voz biomecánica que salía de un rostro neutro, me dijo:

- Báñese y cambie de vestido, de lo contrario no podrá permanecer aquí, ya probo y tuvo suficiente.

Los implantados atravesaron el Pseudometal y el blindado transmuto su apariencia por velocidad. Yo quede parado ante unas nuevas risas, di vuelta no sé hacia donde y empece a caminar rumbo a mi barraca. El distrito ya me parecía igual y encontrar la oscuridad entre tanta luz me costo más que al entrar. Afortunadamente en mi cinturón había una buena dosis para regresar...


Escrito por Parafrenia a las 09:06 PM | Comentarios (0)

LLAMANDO AL DR. LOW

telefono.gif

Escrito por: Newton

Año 2072. Estoy en la super autopista magnética que separa ciudad-jardin de ciudad-neurosis, la velocidad es de 160 millardos de b/s (bits por segundo) y sigue aumentando. Anticiparme a lo que va a suceder es muy complejo, no sabes dónde pisas y la información viaja tan rápido. Son estos momentos en la soledad infinita de esta autopista donde puedo abrazar todo el conocimiento del que puedo disponer. Necesito en este momento critico de mi existencia buscar las cosas que me agobian y uno de ellos es el Dr. Low
Busco su miedo y su ilógica de un mundo no sabio donde el tiempo se pierde a medida que aumentas la velocidad...
En ese momento sonó el videofono, apareciendo en la pantalla vertical la figura difusa del Dr. Low...

- Estas a punto de conocer el secreto mejor guardado de la colonia. Tienes que creer en mi y desear tomar el camino en la mitad de él mismo.

En ese momento no sabia si adelantaba ó retrocedía. Unas ansias desquiciantes se apoderaron de mi lado oscuro y pude ver el medio, el placer, la soledad. Era ese rostro aliado que sentía lo mismo que yo, lo que me impulsaba cada vez a mayor velocidad relativa...
Exploración, esa era la palabra que definía todos los años en mi vida, transcurridos entre sobresaltos y pasmosos impulsos electromagnéticos. La situación se va y con ella los recuerdos se hacen mas lejanos. Definitivamente el futuro es una rana que salta movida por impulsos magnéticos al azar…
Son muchas las cosas que duermen el pensamiento, atormentadoras visiones que atraen hacia esta ruta de gran velocidad...
Aparentemente el Dr. Low esta jugando con mis implantes, pronto lo sabré...


Escrito por Parafrenia a las 08:24 PM | Comentarios (0)

Un investigador muy especial. (1.a parte)

Por: Newton

Día 171 del año y yo viajando en este tren de mierda. Bueno, el paisaje es agradable y la travesía tiene un propósito especifico: visitar a una antigua amiga, poseedora de un libro también antiguo, llamado “ La mitología de la Calavera”
Observo mi habitación de 10mts cuadrados aproximadamente y determino que es necesario salir de ella antes que salir por la ventana. Abro la puerta corrediza y asomo mi cabeza rompiendo la continuidad visual del pasillo, en ese instante sentí la necesidad de guardar mi libreta de anotaciones en el bolsillo de mi chaqueta, retrocedí un paso y alcance con mano temblorosa el objeto. Una rara vibración recorrió mi cuerpo y determine que no-venia de mi interior...
Empece a sentirme paranoico y el bolso cruzado se poso en mi hombro. Salí de la habitación y me dirigí hacia el bar del magnifico tren magnético: un amplio recibidor me mostró las escaleras que ascendían al maravilloso mundo de ROB. ROB es el cantinero estrella del tren, dueño absoluto de todos los cócteles que ahí se preparan y además es psicólogo. Esto lo supe por un amigo que hacia la ruta regularmente en viajes de negocios.
ROB era un tipo realmente agradable. Hablamos de infinitos temas mientras el tren corría raudo a través de las montañas de aspecto extraño y el sonido de copas chocando en el movimiento típico de un bar. El murmullo de las personas hizo que poco a poco empezara a concentrarme a observar a todos los seres que componían el vagón...
En primer plano paso rozando mi silla junto a la barra, un tipo de cabello largisimo, delgado, alto, había en sus ojos esa viva expresión de la demencia H.
- Es un DJ (discjunkie). Dijo ROB. – trabaja en el vagón de música, es buena persona excepto por su obsesión a los E2 (extraterrestres exploradores)

En una esquina cerca de la ventana, un hombre de cabello rojo examina unos papeles, parece muy serio, quizás es un ejecutivo en el mercado de fibras ópticas de activación láser ó por lo menos eso fue lo que deduje del símbolo que mostraban los papeles que examinaba.
Seguí girando mi vista y tropecé con 2 morenas de saludable cabello negro y labios exquisitamente carnosos. En ese momento sus ojos verdes se cruzaron entre ellas y pude disfrutar unas miradas llenas de sexo lesbico, cargadas de lujuria...
Repentinamente, me vi tocando aquellos clítoris en un éxtasis de mordiscos y lenguas, arrullo de labios vaginales en un secreto rumor de gemidos y temblores, cargados de explosivas risas nerviosas...
Sus ojos habían caído bajo el hechizo de esas dos hermosas criaturas, sin percatarse que esas mismas criaturas lo observaban con una oscura sonrisa medianera. Sorpresivamente un terrible rugido se produjo en le vagón # 9 de pasajeros, haciendo estremecer todo el tren.
Mi vaso salió disparado y yo con él. ROB siguió el mismo camino hacia el suelo y en ese momento todo se torno en una clara disociación entre ideas y sensaciones, una canción se me vino a la mente, limitando mi capacidad de pensar y de movimiento. Me sentí como una maquina de ideas “ mal desarrolladas ” donde el consciente y el subconsciente funcionan solo con alteraciones químicas y reacciones provocadas por inducción de hechos, palabras disconexas pero reales, sin principio ó final sino como un ciclo de espirales que se entrecruzan para lograr planos existenciales en donde todo esto que hablo es...
ROB me tomo del brazo y me condujo hacia uno de los expulsores de emergencia. El tren seguía su marcha a una velocidad que ahora se convertía en explosiva: todo se encontraba en llamas y por lo ultimo que vi, había sido producido por la irrupción de un comando especial de la A.G.E. No dio tiempo de más observaciones. Pulse el botón y la cápsula se disparo de manera alucinante, ¿ qué buscaban? , ¿ porque una acción tan desproporcionada ?, ¿ que transportaba ese tren tan lujurioso ?...

CONTINUARA


Escrito por Parafrenia a las 07:38 PM | Comentarios (0)

Marzo 02, 2004

MI RESIDENCIA SUBTERRANEA

tunel.jpg


Escrito por: NEWTON

Solía caminar sin sentido a casa de mi amiga, atravesando la ciudad a través de un subterráneo que me producía una ligera impaciencia. Corren las luces, destellos metálicos aparecían sobre las imágenes de cerebros vírgenes, configurando en mi retina una supuesta oscuridad donde las luces son de combustible ecológico. Subir, bajar, siempre eran grandes extensiones de papel luminico, el camino hacia aquella residencia era algo especialmente repetitivo. Orden de pensamiento, degradación visual y sentido de la lógica estructural, música en aquel extraño altavoz.
El plano se subordina a la línea, la imagen es mas delgada y el fondo es solo estorbo; ladrón de números eres un extraño tratando de transmutar: alargamiento, espectralidad gigante, sensación de atravesar puertas de electrum.
El mercurio del dragón, espacio divertido como decálogo; roto y fragmentado como montañas nubelicas, apariencias tubulares de inspiraciones sagradas.
Divina inteligencia que prometes un puente entre lo visible y lo mágico, me has hecho encontrar pequeños refugios elásticos de formas cónicas.
Expresiones de miedo y grupos con sensores monolíticos, son esas las líneas despreciadas por la imaginación.
Mi amiga no esta...
Tendré que volver.

Escrito por Parafrenia a las 09:23 PM | Comentarios (0)